40 pueblos, 1000 habitantes y un motorhome: las historias del joven que salió a recorrer Buenos Aires con sus tres perros

Lanza su primera revista digital con información sobre lugares desconocidos; qué piden en todos los parajes que visita

40 pueblos, 1000 habitantes y un motorhome: las historias del joven que salió a recorrer Buenos Aires con sus tres perros
20deAbrilde2022a las12:20

Guido Rodríguez tiene 32 años y nació en Villa Devoto, Buenos Aires. Muchos lo nombran como “influencer de viajes”, pero él no se siente así. Hace 10 años empezó a recorrer la Argentina, a dedo, en bicicleta y micro, hasta que pudo armar su motorhome, que hoy es su medio de transporte. 

Luego de visitar muchas localidades argentinas, que fue mostrando a través de sus redes sociales con recomendaciones e información turística, decidió quedarse en su provincia natal, Buenos Aires, para poder conocerla a fondo. “Me meto en pueblos que no están en rutas nacionales, generalmente de menos de 1000 habitantes”, contó Guido a Agrofy News. 

Guido Rodríguez: tres perros y una ruta

Para definir su itinerario, Guido contó que se hizo una hoja de ruta con algunos pueblos que “no conocía ni de nombre”. En un año y medio ya lleva recorridos más de 40 pueblos y parajes rurales de la provincia de Buenos Aires, donde se queda aproximadamente un día, filma con su drone y charla con la gente del lugar para recabar información. 

“Siempre intento quedarme 24 hs en cada pueblo. Las charlas con la gente del lugar se dan naturalmente, si tenés poco tiempo tenés que forzarlas. Se dan muchas más de las que filmo, porque muchas veces no quieren salir. Mi experiencia es mucho más enriquecedora de lo que muestro en las redes sociales”, explicó Guido. 

Si bien eligió viajar solo, lo acompañan Timón, Pumba y Barú, sus tres perros: “Son parte de mi familia. Los pueblos son lugares ideales para ellos y quiero que disfruten tanto como yo. Paso mucho tiempo jugando con ellos libremente”. 

“Me encanta viajar solo porque estoy abierto a hablar con gente. Cuando vas con alguien generalmente te quedás en tu tribu o sos menos curioso. No terminás conociendo el lugar al 100 %. Estando solo tenés que averiguar todo vos, desde transporte, hospedaje, hasta qué hacer”, contó. 

Un recorrido de curiosos

Guido contó que apenas llega al pueblo lo primero que hace es caminarlo: “Son 30 o 40 minutos, hago una primera mirada y saco fotos. Después voy viendo lo que llama la atención y me voy metiendo para conocer”.

“Hay mucha variedad de cosas para ver, depende si es un paraje rural o un pueblo. Los pueblos están más armados. En la plaza central ya tenés delegación, comisaría, escuela, sala de primeros auxilios”, contó. 

Guido se encontró con panaderías con máquinas de hace 100 años, fiestas tradicionales, como la de “la Torta Negra”, e historias de fábricas centenarias como la de La Niña. “un pueblo que supo tener 3 mil habitantes, un club social lleno de actividades y la fábrica que inventó el ´Mendicrim´, tal como describió en su tuit.

“Hablé con tres personas que vivieron toda la vida ahí, la última tenía 93 años. Pasaron dos hechos muy significativos en el lugar, uno fue cuando dejó de pasar el tren y otro las inundaciones que hubo en los años 80. La fábrica Mendicrim no podía sacar mercadería por los caminos de tierra y se tuvieron que mudar a Arenaza, un pueblo de Lincoln. Muchas familias y personas perdieron sus puestos de trabajo o fueron a otros pueblos a trabajar”, narró. 

Otros dos pueblos del partido de Lincoln que visitó recientemente fueron Bayauca y El Triunfo. En ambos le sorprendió la calidad de la gente “Hablé con todos, desde chicos de 11 años, hasta gente adulta y  adultos mayores. Me sorprendió la cantidad de bicicletas sueltas, casas abiertas, autos con ventanas bajas”. 

Muchas de las historias las conoció estando ahí: “Antes de ir siempre investigo un poco de cada lugar, pero no sé mucho porque justamente no hay información en ningún lado”. 

Su bitácora de viaje las reunió en un hilo de hilos, donde los curiosos pueden recorrer virtualmente un poco de cada lugar. 

¿Qué querés que cambie?

Cada vez que llega a un pueblo, le hace la misma pregunta a los locales "¿qué querés que cambie?", y todos responden lo mismo "asfalto".

“En muchas localidades todavía hay camino de tierra. La gente realmente necesita asfalto. Cuando llueve es imposible entrar y salir”, contó.

Respecto a cómo es la conectividad, Guido detalló que “internet es lento pero hay wifi en todos lados donde fui. Casi siempre con un proveedor de telefonía”. 

Todos los pueblos tienen en común la tranquilidad y la seguridad. Sin embargo, tampoco son motivo para lograr una migración rural inversa: “Pregunté y no hay una vuelta de los jóvenes a los pueblos porque laburan o estudian remotamente; encontré muchos adultos y niños”. 

Revista: La ruta de las pibas

Esa capacidad para captar imágenes e historias le viene dada de su profesión. Guido es fotógrafo y trabaja de forma independiente, lo que le permite viajar.  Divide su vida en dos: “Tengo algunos clientes fijos que me posibilitan organizarme para armar una agenda entre laburo y viajes”, sin embargo su idea es poder financiarse para poder dedicarse a viajar solamente.

Recibe colaboración desde la plataforma Cafecito y también algunas empresas lo contactaron para apoyarlo. Pero su proyecto más inmediato es la creación de una revista digital: “Es mensual y hay tres pueblos por edición. Voy a contar qué se puede hacer, su historia, cómo llegar, charlas con gente del lugar e imágenes del drone”.

La primera edición sale en mayo y se llamará “La Ruta de las Pibas”, sobre los primeros pueblos que visitó, por casualidad, con nombre de mujer: Las Marianas, Elvira y Ernestina. Todavía no tiene claro si será por suscripción mensual o venta por unidad. 

Temas en esta nota

Cargando...