Paro en plantas lácteas: trabajadores denuncian que la empresa se queda con los aportes de seguridad social

El pasado martes los trabajadores de La Suipachense y de ARSA iniciaron un paro en reclamo de mejores condiciones laborales

Por
Paro en plantas lácteas: trabajadores denuncian que la empresa se queda con los aportes de seguridad social
14deJuliode2022a las11:54

Los trabajadores de las empresas lácteas La Suipachense y de Alimentos Refrigerados S.A (ARSA) realizaron el pasado martes un paro de 24 horas para reclamar mejores condiciones laborales. Además, denunciaron que el grupo económico que gestiona a las dos compañías –el cual está liderado por Claudio Rafaniello– “se queda con las retenciones de dinero que, con destino a la seguridad social, son descontadas de los salarios de los empleados”.

Cabe señalar que por el momento no se dictó ninguna conciliación obligatoria.

Paro en empresas lácteas

La medida de fuerza iniciada el pasado martes, que contó con el apoyo de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA), se decidió mediante asamblea de trabajadores. El paro afectó el funcionamiento de las plantas lecheras ubicadas en la ciudad de Córdoba y en las localidades bonaerenses de Suipacha y Arenaza, como así también a las actividades de reposición y preventa. 

“Los patrones pretenden sostener que este es un paro por ocurrencia de la dirigencia sindical, lo cual no es así. El paro obedece a cuestiones esenciales, como falta de pago de haberes, falta de pago de aguinaldos, falta de otorgamiento de vacaciones, contratos de trabajo eventuales en fraude a la ley laboral, falta de entrega de ropa de trabajo, incumplimiento absoluto de elementales normas de seguridad e higiene del trabajo, maltrato laboral, desconocimiento de delegados electos, obstaculización de la actividad gremial, sanciones disciplinarias arbitrarias sin oportunidad que el trabajador sea escuchado, retraso en el pago de las pautas salariales convencionales, no pagar a trabajadores de la actividad láctea los salarios que corresponden a la convención colectiva aplicable, ambiente edilicio de trabajo en condiciones ruinosas, derivación de elaboración de productos a otras empresas habiendo capacidad de elaboración propia y varias otras más que podríamos enumerar”, detallaron los trabajadores en un comunicado. 

Y agregaron: “También decimos que el señor Rafaniello se queda en beneficio de su negocio con las retenciones de dinero que con destino a la seguridad social nos descuenta en nuestros salarios, sueldos que en algunos casos paga cuando quiere y que a pesar de ello nuestra obra social sindical nos sigue proporcionando la cobertura de salud digna y de la calidad que nos merecemos como cualquier otra persona”. 

Temas en esta nota

Cargando...