Un Angus de 700 kg como mascota: posa para la cámara y la rompe en las redes junto a una joven cordobesa

Josi es un ternero Angus Colorado que nació de forma prematura en el año 2019 y sobrevivió gracias a los intensivos cuidados que le dio la familia Bari; ahora pesa 700 kilos y es un éxito en Instagram

Por
Un Angus de 700 kg como mascota: posa para la cámara y la rompe en las redes junto a una joven cordobesa
02deSeptiembrede2022a las16:37

La historia entre los Bari, una familia de productores agropecuarios, y Josi, un ternero de raza Angus Colorado, comenzó hace tres años, cuando el animal nació de forma prematura en el campo familiar ubicado en la localidad cordobesa de Villa Huidobro. Tras un cuidado intensivo, el vacuno logró recuperarse y se convirtió en un integrante más del grupo.

Valentina Bari, de 21 años y estudiante de Administración Agraria, fue en buena parte responsable de la recuperación de Josi. En este sentido, la joven destacó que es la cuarta generación de su familia que se dedica al trabajo agropecuario, especialmente a la genética de la raza vacuna Angus Colorado. 

Pero para conocer cómo inició la historia entre Josi y la familia Bari hay que remontarse a una mañana de octubre del 2019, cuando José, el papá de Valentina, recorría un lote de vacas en parición y halló un ternero recién nacido (en forma prematura), que aún estaba mojado y no podía pararse. Al ver su estado indefenso, decidió cargarlo en la camioneta y trasladarlo a la casa de la familia, donde lo colocaron sobre un cuero de cordero y le dieron calor con un secador de pelo. 

“No fue una tarea fácil debido a su estado y le llevó cerca de 15 días pararse y poder caminar. Todas las noches teníamos que guardarlo en el galpón en su colchón de cuero y nos turnábamos para ver a quién le tocaba levantarse para darle la mamadera. Creo que el vínculo que logré con Josi fue debido a tanta atención que requería, ahí es donde yo sentí ese vínculo que nos unía, que aún perdura hasta hoy”, relató Valentina, quien de inmediato se involucró en las tareas de cuidado. 

Y señaló: “Cuando logró valerse por sus propios medios nos seguía a todos lados como si fuese un perro, era capaz de seguir la camioneta en recorridos cortos ida y vuelta. Lo empezamos a subir y lo llevábamos al rodeo de vacas, pero nunca logramos que sé quedara. Cuando fue más grande siempre lideraba un grupo de terneros hasta una alfalfa, pero siempre regresaba al parque de la casa en busca de la mamadera, algo que para él era sagrado. Tiene muy buena relación con todos los integrantes de nuestra familia, los identifica y necesita que lo mimen, le gusta que lo cepillen, lo rasque, no hay días que alguien no se acerque para estar con él un rato”. 

Sin embargo, la joven advirtió que Josi se torna un poco irritable cuando tiene hambre, por lo que el mejor momento para estar con él es cuando termina de comer y se acuesta en el suelo. Asimismo, Valentina destacó el buen humor del animal, que acepta todo tipo de caricias.  

Actualmente Josi pesa unos 700 kilos y es la mascota de la familia. A pesar de que a veces se come las flores del jardín, es un fiel compañero y acompaña a los Bari -especialmente a Valentina- en diversas actividades, como realizar fotos y videos para subir a Instagram, en donde muestra cómo es vivir en el campo.

"Necesita que lo mimen Siempre está de buen humor y permite todo tipo de caricias. Desde que lo adopte que le saco fotos y las subía siempre a Instagram porque no era algo común de una vaca sus comportamientos, esta tan acostumbrado que cuando me ve con el celular es como que posa", remarca.

Temas en esta nota

Cargando...