El Gobierno ratificó el inicio del troceo de carne y fijó sanciones para quienes no cumplan

La medida regirá desde el 1 de noviembre a pesar de la resistencia de frigoríficos, matarifes y abastecedores

Por
El Gobierno ratificó el inicio del troceo de carne y fijó sanciones para quienes no cumplan
19deOctubrede2022a las07:35

El Gobierno ratificó de manera oficial que a partir de noviembre los trabajadores de la carne no podrán cargar con medias reses. La medida establece la comercialización por trozos de hasta 32 kilos.

Es una medida que hace años da vuelta por los despachos de los ministerios y con reiteradas prórrogas en los plazos de implementación. Sin embargo, la Secretaría de Agricultura confirmó de manera oficial que la medida comenzará el 1 de noviembre con los establecimientos que estén aptos para comercializar la carne.

Esta nueva normativa no cayó bien en los frigoríficos y plantas que abastecen al mercado interno. “Es más fácil vender droga, que carne en Argentina”, sostuvo el vicepresidente de CAMYA, Sergio Pedace, semanas atrás por las trabas y la informalidad del último eslabón de la cadena. Por su parte, la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas señaló que no obtuvo respuestas respecto de los impactos que este sistema comercial tendrá en los costos, en los precios de la carne y qué pasará con la garantía de sanidad y salubridad del producto que hoy sí se logra con la comercialización de medias reses.

Troceo de carne

El Gobierno insiste que con esta medida se busca promover condiciones saludables para los trabajadores de la industria de la carne que se encargan de su descarga. En este sentido, la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), informó: “El 1 de noviembre los despachos de carne de todos los establecimientos faenadores del país destinadas a comercio minorista, deberán hacerse en unidades resultantes del fraccionamiento de las medias reses en trozos, cuyos pesos individuales no superen los 32 kilogramos”.

La medida está enmarcada en la Resolución conjunta 4/2021 y es de carácter obligatoria para todos los establecimientos faenadores de tránsito federal, provincial y municipal. Los organismos de control anunciaron que garantizarán el cumplimiento de la norma a través de inspecciones a plantas y depósitos, controles en los transportes y durante las descargas de carne, para verificar el correcto troceado y transporte junto con la identificación de cada uno de los trozos producto del fraccionamiento de la media res.

“Se advierte que a partir de la fecha indicada todos aquellos establecimientos y operadores que no cumplan con la normativa vigente serán objeto de sanciones, las cuales pueden incluir multas, clausuras o suspensiones de matrícula en el RUCA, entre otras”, aseguró la Secretaría de Agricultura. Al mismo tiempo, se destacó el rol del Senasa en las tareas de control y cumplimiento de la normativa.

“Se informa que solamente podrán trasladarse medias reses de establecimientos faenadores a plantas habilitadas oficialmente como despostadero, fábrica de chacinados, fábrica de carnes y productos conservados o depósitos frigoríficos prestadores de frío”, aclaró la secretaría. Además, remarcó que todos estos establecimientos deben estar inscriptos en el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) y contar con la habilitación sanitaria - comercial correspondiente.

Temas en esta nota

Cargando...