Producen alimentos y especias en los túneles que quedaron de la Segunda Guerra Mundial

"El futuro es muy, muy brillante para esta industria", señala un productor de Zero Carbon Farms

Por
Producen alimentos y especias en los túneles que quedaron de la Segunda Guerra Mundial
28deNoviembrede2022a las08:09

En un refugio antiaéreo subterráneo de la Segunda Guerra Mundial donde se puede escuchar el paso de los trenes del metro de Londres, las aromáticas hojas de cilantro se inclinan hacia el brillo rosado de las bombillas LED. Reuters destaca que es una visión de cómo podrían verse las granjas en el futuro.

Granjas verticales en Londres

Zero Carbon Farms cultiva hierbas y ensaladas en Clapham, al sur de Londres, un área densamente poblada sin espacio para la agricultura convencional. Pero 30 metros bajo tierra hay un kilómetro de túneles, y la tecnología ha hecho realidad la agricultura aquí.

Siete años después de su primera cosecha, la compañía pronto duplicará su espacio de cultivo, respondiendo a la fuerte demanda de sus brotes de porotos, rúcula y berros de los principales minoristas británicos como Marks & Spencer (MKS.L) y restaurantes locales.

A los compradores les gusta la frescura del producto, que puede llegar al plato de un comensal dentro de las dos horas posteriores a la cosecha, así como su llegada a la ciudad sin acumular emisiones por aire o por un largo viaje.

"El futuro es muy, muy brillante para esta industria y creo que lo que realmente va a ser el punto de inflexión fundamental es la aplicación correcta de la tecnología", dijo el productor principal de la granja, Tommaso Vermeir.

Reuters repasa que la agricultura vertical es el nombre que se le da a la producción de cultivos en una serie de niveles apilados, a menudo en un entorno controlado: "Es una industria de rápido crecimiento con miles de millones de dólares que se inyectan en proyectos en todo el mundo".

Se considera parte de la solución al desafío de la seguridad alimentaria que plantea la expansión de la población en un momento en que el cambio climático y la geopolítica amenazan el suministro.

Pero cultivar con luz artificial consume más energía que la agricultura convencional y los altos costos de producción han sido un desafío para las granjas verticales en todo el mundo .

"Lo que hace que esta industria sea tan emocionante y desafiante es que nadie la ha descifrado", dijo la directora de desarrollo comercial de Zero Carbon Farm, Olivia O'Brien.

La ubicación subterránea de la granja proporciona aislamiento incorporado contra el frío. La compañía tiene lo que llama "cableado privado virtual" que trae energía de fuentes renovables.

Los precios de la energía se han disparado este año, pero Vermeir dijo que un acuerdo con la unidad comercial del proveedor Octopus Energy le dio un mejor precio que si estuviera tomando energía de la red como otros clientes.

La agricultura aquí utiliza entre un 70 y un 90 % menos de agua y un 95 % menos de fertilizantes que la agricultura típica. El crecimiento tiene lugar durante todo el año a un ritmo más rápido.

Zero Carbon Farms considera que tiene una ventaja sobre las docenas de otros proyectos agrícolas verticales que surgen en Gran Bretaña debido a sus credenciales sostenibles y sus años de experiencia, que espera traducir en mayores rendimientos del nuevo espacio agrícola.

Las semillas se siembran en "cortes de alfombra" y, aunque no hay tierra en esta finca, los trabajadores visten un uniforme que incluye el clásico accesorio agrícola de las botas Wellington.

El supervisor de la granja, Riley Anderson, de 27 años, uno de los 35 empleados de la empresa, rebanando las hojas de sus tallos con un cuchillo enorme, dijo que este no era un trabajo típico de Londres. "No quería trabajar en una oficina. Quería hacer algo diferente y esto ciertamente cumple los requisitos", dijo.

Temas en esta nota

Cargando...