Votaría hoy el Senado el impuestazo y presupuesto

Por
28deDiciembrede1999a las08:47

Escribe Rubén Rabanal
Los senadores peronistas seguían anoche debatiendo las modificaciones alpaquete impositivo en miedo de una pelea entre los «rebeldes» que sostienen amuerte la idea de modificar el proyecto y los que responden a los gobernadores«acuerdistas» que quieren comenzar a gozar cuanto antes de los fondos que lesproveerá el Compromiso Fiscal firmado con el gobierno nacional.

Anoche finalmente la Comisión de Presupuesto y Hacienda no emitió eldictamen del impuestazo aunque la cuestión estaba avanzada. Hoy los senadoresdel PJ llevarán un borrador final a su reunión de bloque y a la tardebajarían al recinto. Hoy a las 10 se reunirá también el bloque de la Alianzapara definir la postura frente al impuestazo.

El contenido de ese borrador fue la especulación de todo el día de ayer enel Senado. A última hora se supo que los peronistas comenzarían a negociar hoycon la Alianza la posibilidad de que Diputados mantengan algunos de los cambiosque el PJ intenta introducir en el dictamen del impuestazo.

Potestad

Esa remota posibilidad, que los aliancistas de Diputados quieren destruir elmiércoles cuando en una sesión conviertan el paquete impositivo en ley deacuerdo con su sanción original, partió de la idea de reconocerle a la Cámarabaja la potestad exclusiva de crear impuestos. Pero como contracara lerecordarán a los diputados que algunos artículos del proyecto que modificanimpuestos con asignación específica no fueron votados con la mayoría queindica la Constitución.

Por eso los peronistas ayer cambiaron el cariz de alguna de lasmodificaciones que piensan introducir al paquete.

Intentarán gravar con el Impuesto a las Ganancias a los intereses de plazofijo. «Esto no es crear un impuesto sino derogar una exención en Ganancias»,decía anoche el formoseño Ricardo Branda, ilusionado con que Diputadomantuviera esa modificación.

Para eso piensan gravar a los plazos fijo superiores a $ 100 mil. Tomaríancomo base imponible a los intereses que genere 41% de ese monto y sobre eso seaplicaría el Impuesto a las Ganancias.

La idea es recaudar a través de este medio, que alcanzaría a 1,5% de lostenedores de plazo fijo, aproximadamente unos $ 700 millones.
También se volvió a la idea de gravar con Bienes Personales las acciones desociedades radicadas en el exterior que poseen bienes en el país.

A última hora los peronistas incluso fantaseaban con devolver a $ 4.800 elmínimo no imponible en Ganancias y a cambio subir la alícuota de ese impuestopara las categorías más altas, algo imposible de digerir para la Alianzaporque ataca el corazón de le reforma impositiva.

Se confirmó también la intención peronista de eliminar la subas enimpuestos internos, pero manteniendo el gravamen sobre la facturación de latelefonía celular y los autos cero kilómetro.

También gravarían las remesas de dividendos que las empresasmultinacionales giran al exterior.
Se eliminará, además, al artículo de la reforma que grava con IVA eltransporte de pasajeros de más de 100 kilómetros.

Si bien (la sangre no llegó al río, la pelea entre los justicialistasimpidió anoche la firma del dictamen de comisión del impuestazo. Pero másallá de eso se mantenían ayer las expectativas de que hoy el Senado conviertaen ley del Presupuesto Nacional para el 2000 y el paquete impositivo, con o sincreación de nuevos impuestos.

Lo cierto es que el peronismo se encontraba ayer al borde de una guerrainterna pero por cuestiones mucho menos idealistas que los que cualquier mortalpuede pensar.

Conocedores de los beneficios que esas internas pueden producir en unanegociación sobre impuestos y empresas, la idea de una ruptura en el bloque PJpor diferentes criterios en torno a la reforma, era alimentada por los propiosperonistas. Por eso resultaron extrañas la semana pasada la

Temas en esta nota

    Cargando...