El clima afecta la siembra del algodón

Por
29deDiciembrede1999a las07:14

El clima, que sigue caluroso y con lluvias aisladas,escasas e insuficientes, perjudica el desenvolvimiento de la siembra normal dealgodón en la Argentina. Lo que ya ha sido sembrado -se calcula en alrededor de220.000 hectáreas/país- ha estado y está sufriendo mucho por las altastemperaturas reinantes y escasez de lluvia, lo que redundará en rendimientos másbajos que lo razonable y, por lo tanto, en una cosecha que será escasa, quizáapenas para surtir a la industria hilandera nacional con las calidades adecuadasy la cual se verá en la necesidad de importar algodón para cubrir susrequerimientos, dejando las calidades indeseables para exportación.

Quedan pocos días para revertir en algo esta situación antes de que pase laépoca de siembra, pero los productores y todo el espectro algodonero siguenadelante con una pequeña luz de esperanza que los impulsa.

Por otro lado, el reporte de ventas de exportación de algodón de losEstados Unidos superó las expectativas mostrando nuevas ventas de 193.000fardos (217 kg c/u), llevando el total de la temporada -hasta el 23 de diciembrepasado- a 5,2 millones de fardos. También fueron fuertes los embarques con117.200 fardos, acumulando ya 1,4 millón de fardos exportados. Generalmente, elmercado queda con la boca abierta ante altos números de exportación y terminala sesión bajando, pero no pasó la semana anterior. El mercado se estápreparando para estar listo para probar ganar terreno en los meses venideros. Serecibe esta impresión especialmente del mercado contado, el cual ha mostrado undecidido tono firme durante los últimos 10 días. Se cree que se ha llegado aun punto en el cual los comerciantes están activamente demostrando interés porlos saldos baratos de algodón, llenos de hebra corta y micronaire alto, con laintención de comenzar a cubrir sus masivas posiciones cortas. Y de acuerdo conlo esperado, los lotes más baratos están encontrando el mayor interés, lo quesignifica una limpieza de stocks de abajo hacia arriba. Se cree que es solamentecuestión de tiempo hasta que se vean precios más firmes para las calidadesmejores.

Subsidios

Simplemente, no se puede vender entre 150.000 y 200.000 fardos por semana,bajando de esa manera los stocks y esperar que el mercado de contado siga bajopresión al mismo tiempo. También se menciona que un factor potencial de bajaes el siempre mirado subsidio Step-2, que se mantiene en alrededor de 7.00 cts/lba pesar de que los futuros de Nueva York hicieron bajas continuas. Imaginemos quésucedería si el mercado finalmente se pusiera en movimiento en reacción a unstock muy ajustado.

En lugar de que altos precios racionen los stocks, habría un pago de Step-2más amplio, que a su turno continuaría alimentando a los dos, el frenesícomprador y el frenesí vendedor. Todo esto llevaría esta espiral a ciertaclase de disparador. Algunos piensan que esto se desarrollará adicionando otras5 o 6 semanas de buenas ventas de exportación, las cuales luego se transformaránen una corrida para cubrir cortos en algún momento durante el primero y segundotrimestre del año 2000. Con el mercado estando tan bajo como ahora, con ventascortas tan baratas y con todos estando tan bajistas como están, no faltarámucho para que alguien comience a golpear el botón del pánico. El potencial ala baja es muy limitado de aquí en adelante, cuando, por otro lado, el riesgode suba parece ser enorme; no obstante, nadie está admitiendo este escenario.Las hilanderías son las únicas que reconocen esto y están tomando ventaja deello asegurando sus requerimientos de los próximos 6 a 12 meses. El negociopara ellas parece ser bueno a los niveles de precio actuales y la economíamundial poco a poco pero con seguridad está ganando estado, lo que deberíaenfocar a un cuadro de mayor demanda, especialmente si el poliéster continúasiendo influenciado por el alza de preci

Temas en esta nota

    Cargando...