Brasil y Argentina empiezan hoy a renegociar el Mercosur

17deEnerode2000a las09:22

El miércoles en SanPablo se comenzará a tratar el futuro del régimen automotriz

Con amplio espíritudiplomático por parte de los dos países, Brasil y la Argentina comenzarán hoyla semana de negociaciones más difícil de los últimos tiempos. Todoempezará esta mañana, cuando el canciller argentino Adalberto RodríguezGiavarini se encuentre con su par Luiz Felipe Lampréia, con la ideade preparar el terreno para el segundo encuentro bilateral de la semana. Esteserá el miércoles, cuando nuevamente se sienten a negociar el régimenautomotor el secretario de Relaciones Económicas Internacionales argentino,Horacio Chighizola, y el flamante embajador plenipotenciario para asuntos delMercosur de Brasil, José Botafogo Gonçalves. Este funcionario, amigopersonal de Fernando Henrique Cardoso e histórico defensor de la integracióneconómica, estrenará ante Chighizola su nuevo cargo, lo que será unaoportunidad inmejorable para medir el verdadero poder de su designación. Segúnse promete, Botafogo tiene desde el viernes pasado facultades para acordar conla Argentina por encima de los ministros de Industria, Hacienda, RelacionesExteriores y Planeamiento.

La novedad por el lado argentino es que porprimera vez desde la historia del Mercosur se podría lanzar sobre la mesa denegociaciones la queja formal acerca del aumento del poder industrial de Brasily el traspaso de empresas argentinas a ese país. Como apoyo a esta tesis,en los últimos días desde la Cancillería argentina y la Secretaría deIndustria que dirige Débora Giorgi se terminó de confeccionar un informedonde, con nombre y apellido, se mencionan las empresas (fundamentalmenteautomotrices) que están invirtiendo en Brasil y no en la Argentina por laexistencia concreta de subsidios. Además, desde el Ministerio de Economía sepreparó un informe particular sobre las distorsiones comerciales que seprodujeron en el último año provocadas por la devaluación brasileña. Segúnla tesis oficial del gobierno de Fernando de la Rúa, la combinación de los dosfactores es la causa de los problemas comerciales entre los dos países. Por esose considera fundamental, por lo menos como gesto, que dentro de lasnegociaciones, además del régimen automotor, se trate la necesidad de lacoordinación de variables macroeconómicas y la eliminación concreta ydefinitiva de los subsidios de los gobiernos federales. En realidad los dosreclamos no son nuevos ya que vienen desde el gobierno de Carlos Menem sin queBrasil demostrara mucha voluntad política por avanzar en estos temas. A partirde esta semana habrá que ver si las promesas de Cardoso a De la Rúa dereformular la relación comercial entre los dos países es más que unadeclaración diplomática de los momentos de transición política.

Con elcanciller argentino viajarán a esa ciudad Horacio Chighizola y el secretario deRelaciones Exteriores, Enrique Candiotti. Por el lado brasileño habrá quesumar al vicecanciller (muy influyente ante Cardoso) Luiz Felipe Seixas Correa yJosé Botafogo Gonçalves. La idea que llevan Giavarini y su delegación aBrasil es la de plantear nuevamente la necesidad de «refundar el Mercosur» ydejar así la impresión que entre ambos países hay voluntad amistosa deintegración.

La segunda jornada de reuniones, y yainiciando negociaciones bilaterales concretas, se concretará el miércoles enSan Pablo entre Chighizola (hasta ayer no se confirmó la presencia de lasecretaria de Industria, Débora Giorgi,) y José Botafogo Gonçalves, queestrenará su nuevo cargo. Será la segunda vez en menos de un mes que ambosfuncionarios se sienten frente a frente a negociar el futuro del régimenautomotor. El primer encuentro, que sirvió más

Temas en esta nota

    Cargando...