¿Es buen momento para comprar campos?

21deEnerode2000a las08:16

Escribe PatriciaVan Ploeg

La caída de los precios de los granos y losvaivenes políticos del año pasado produjeron una paralización de operacionesde compra-venta de campos productivos. Esta merma en la actividad, sólomovilizada por casos muy puntuales, provocó un reacomodamiento a la baja dehasta 30% en las valuaciones durante el último año y medio. Como nuncaantes había ocurrido, en 1999 hubo pocas operaciones con compradores yvendedores que ampliaron la brecha de precios en una puja que terminó porgolpear, y luego paralizar al mercado. La pérdida de rentabilidad por eldeterioro de las cotizaciones agrícolas y en menor medida ganaderas, impactó másduramente en las explotaciones más pequeñas.

Descensos

Durante el último año se vieron afectadaslas actividades agrícolas y, en consecuencia, la zona núcleo maicera, que llegóa cotizarse en u$s 7.000/ha hoy ronda en u$s 3.000/4.000. Los campos mixtos quelindan con la zona núcleo, y permiten realizar trigo, soja e invernada, seubican ahora en valores que fluctúan entre u$s 1.500/2.500 por hectárea,20-30% menos que un año atrás. Las explotaciones de cría con buenasaptitudes en la pampa húmeda se ubican entre u$s 500/600 ha.

En tanto, las tierras para invernada (sudestede Córdoba, nordeste de la pampa húmeda) se ubican entre u$s 800/1.000 cuandosupieron alcanzar u$s 1.500/ha. «Creemos que las tierras pueden llegar avaler menos si no hay señales de mejoras para la actividad agropecuaria.Estamos seguros de la tendencia de este momento pero no se sabe el piso», decíaHoracio Madero Lanusse, titular de Madero, Lanusse, Beláustegui.

A los actuales valores la inversión en camposvuelve a resultar atractiva para los inversores externos. De hecho, chilenos,italianos y españoles estuvieron interesados en la actividad durante el últimoaño, lo mismo que estadounidenses. Sin embargo, las escasas operacionesrealizadas fueron concretadas por capitales locales, entre las que secontabilizan las de Gregorio Perez Companc en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos.

Mientras los precios de los campos forestalessubieron en Corrientes y Misiones, los de algodón y arroz bajaron en Chaco,Formosa y Entre Ríos.

MarioArbolave, director de «Márgenes Agropecuarios». «Los precioscayeron, en líneas generales, 30% desde finales del ’98 aunque depende eltipo de campo y la producción desarrollada. Ante la baja rentabilidad del agrolos productores se cuestionan continuar con la actividad aunque tardan meses entomar decisiones», decía Román von Brevern, de Madero, Lanusse,Beláustegui. En efecto, los campos mixtos de menos de 700 hectáreas,los de cría menores a 1.000 has y los de la zona núcleo que rondan entre80/100 hectáreas se ubican hoy en el «límite crítico» de rentabilidad conpropietarios dudando sobre la viabilidad del negocio agropecuario.

Temas en esta nota

    Cargando...