El Gobierno investigará a las tres petroleras

24deFebrerode2000a las08:44

MEDIDAS PARA BAJAR LOS COMBUSTIBLES:ANALIZARAN SI HUBO CONDUCTAS MONOPOLICAS

Es por los aumentos queaplicaron Repsol-YPF, Shell y Esso en las naftas y el gasoil. Economía prometióque revisará los contratos que esas compañías tienen con las estaciones deservicio


El Gobierno salió a reforzar su ofensiva parafrenar los aumentos en los combustibles y anunció que investigará a lasempresas petroleras para sancionarlas en caso de que hayan ejercido prácticasmonopólicas en las últimas subas de precios que aplicaron en las naftas yel gasoil.

A la investigación que realizará la Secretaría de Defensa de la Competenciase sumará la revisión de los contratos que tienen las refinadoras conlas estaciones de servicio para verificar si hay condiciones abusivas quedistorsionan la competencia. Eso marca un cambio en la dirección políticaque llevó el gobierno de Carlos Menem en cuanto a la participación del Estadopara garantizar la competencia.

Además, las autoridades económicas anticiparon que modificarán la forma depago del impuesto a los combustibles para facilitar la importación decombustibles y la creación de nuevas bocas de expendio.

El ministro de Economía, José Luis Machinea, confirmó ayer que se iniciará"de oficio" una investigación para determinar la posible existenciade prácticas "no competitivas" por parte de las petroleras en lafijación de los últimos aumentos de precios que golpearon a los usuarios.

En conferencia de prensa -junto con los secretarios de Energía, DanielMontamat, y de Defensa de la Competencia, Carlos Winograd-, el ministro sostuvoque "se detectaron grandes divergencias entre los precios deimportación del petróleo y de los combustibles en general y los que fijan laspetroleras para sus productos que salen de las refinerías locales".Machinea advirtió que allí "existe una diferencia de precios que nonos parece aceptable".

La promesa oficial de investigar a fondo a las petroleras se conoció un díadespués de que el Gobierno anunció un plan de 10 medidas para "garantizarla competencia en los combustibles". Dicho plan, que en realidad es unarecopilación de las líneas de acción que viene anunciando la Secretaría deEnergía desde el 10 de diciembre, salió a la luz para morigerar los reclamosde los empresarios del transporte y de usuarios por los sucesivos aumentos deprecios que aplicaron las petroleras en las últimas semanas.

Las medidas propuestas por el Gobierno apuntan a fomentar la competencia en elmercado de los combustibles, pero sus resultados no se verían rápido.Ninguno de los anuncios tendrá impacto de inmediato, y si los preciosinternacionales del crudo continúan subiendo, nada impedirá que lasrefinadoras locales sigan aumentando los combustibles, ya que tienen totalliberad para fijar los precios de venta.

Al profundizar los alcances de las medidas, Machinea y Montamat anticiparon quese buscará facilitar la importación de naftas y gasoil con "lasimplificación de trámites y con una modificación del tratamiento impositivopara los combustibles que llegan del exterior".

Según explicó Montamat, los importadores no tendrán que desembolsar todo elImpuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) cuando llega el barco al país,sino que lo podrán ir pagando a medida que el producto va ingresando almercado. Este cambio impositivo -que no se sabe cuándo entrará en vigencia-promete modificar sensiblemente las condiciones de importación. En laactualidad, el importador que trae un barco con, por ejemplo, 30 millones delitros de nafta, tiene que pagar antes de retirar

Temas en esta nota

    Cargando...