Córdoba ofrece más beneficios a empresas

17deMarzode2000a las09:32

Virtual guerra desubsidios en el Mercosur

el afán por captar cuanta nueva inversión sea posible, dentro de la duradisputa con Brasil que está poniendo al rojo vivo la coexistencia en elMercosur, el gobierno de José Manuel de la Sota anunció ayer que los mismosbeneficios fiscales otorgados a Volkswagen (VW) para la radicación de otraplanta de cajas de velocidad "están a disposición de cualquier empresaque quiera invertir en Córdoba".

Además, a estos beneficios impositivos y a la provisión de infraestructurapara favorecer nuevas inversiones se agregarán las ventajas previstas en la leyde reforma del Estado (que debe tratar el Senado provincial) para las compras ycontrataciones, por parte del Gobierno, a empresas radicadas en Córdoba. Elprincipal incentivo -destinado a retener a las compañías- es, al igual que elproyecto de Carlos Ruckauf en Buenos Aires, una preferencia por las compañíaslocales aunque coticen su mercadería hasta un 5% por encima del precio ofrecidopor las competidoras foráneas.

En lo que podría considerarse un nuevo capítulo del conflicto regional, elministro cordobés de la Producción, Juan Schiaretti (ex secretario deIndustria de la Nación y mentor del régimen automotor nacional en 1991), dijoayer a La Nación que "no hay nada de especial que no haga que losmismos beneficios (los de VW) vayan a cualquier empresa decidida ainvertir", al tiempo que descartó que los incentivos impositivos puedanprovocar desajustes en las cuentas cordobesas.

El funcionario aclaró que, hasta el momento, el gobierno provincial norecibió pedidos de beneficios similares a los de VW por parte de las terminalesya emplazadas en Córdoba, como Fiat y Renault. Aunque, en el caso de la empresaitaliana, esas ventajas ya se habían otorgado al producirse la radicación,incluyendo facilidades impositivas y la provisión de obras de infraestructura yservicios. Schiaretti enfatizó que "el gobierno provincial va a defendercon uñas y dientes no sólo las fuentes de trabajo de los cordobeses, sino laposibilidad de que vengan nuevas inversiones. Siempre mejoramos cualquieroferta, como dice el doctor De la Sota".

Esta semana, los gobernadores de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe marcarondiferencias con el gobierno nacional: atacaron las medidas unilaterales tomadaspor los brasileños y los acusaron de poner en peligro el futuro del Mercosur.Carlos Ruckauf fue más drástico al plantear la posibilidad de denunciar elTratado de Asunción, que dio vida al mercado regional.

Exodos en unaimpasse

A poco de asumirel poder en julio último, De la Sota accedió a las exigencias de Volkswagenpara invertir unos US$ 200 millones, lo cual inclinó la balanza en favor de Córdobay en desmedro de San Pablo, Brasil, que era la otra alternativa en estudio. Peroeso no bastaba. Faltaban beneficios fiscales del gobierno nacional. La respuestafavorable la comunicó el 8 del actual el ministro de Economía, José LuisMachinea, a altos directivos de VW, con lo cual quedó el camino libre para lainversión en Córdoba.

Machinea anunció que las ventajas tributarias y aduaneras para la firmaalemana estarán contenidas en el paquete de medidas denominado "procompetitividad", que el gobierno nacional pondrá en marcha en los próximosdías. Los empresarios germanos revelaron que el anuncio oficial sobre el lugardonde se hará la inversión lo realizarán a fin de este mes, aunque dieron aentender que no será otro que la ciudad de Córdoba.

En relación con el éxodo de autopartistas hacia Brasil, Schiaretti aseguróque "hay una impasse porque todas las terminales se enteraron con todas lasletras de que la Argentina no reg

Temas en esta nota

    Cargando...