De la Rúa: "Mercosur no dará marcha atrás"

20deMarzode2000a las08:35

Como Menem, pidió unamoneda única en la región

«Desde ahora elmensaje debe ser reconocer que hay problemas pero descartar definitivamente quevaya a darse marcha atrás en el proceso de integración.» Fernando de la Rúa dioesta orden durante el fin de semana a todos los funcionarios que de algunamanera directa o indirectamente tienen que ver con el Mercosur y con la relacióncon Brasil. Una vez que los integrantes de su gabinete fueron notificados entreel viernes y el sábado de la postura presidencial, la tesis fue expuesta en público.
«28ª Fiesta Nacional del Ternero y Día dela Yerra», en la localidad bonaerense de Ayacucho, donde no sólo loescuchaban muchos de los más importantes productores agropecuarios de esaprovincia sino el propio Carlos Ruckauf. Hay que recordar que elgobernador es uno de los principales críticos actuales de la realidad delMercosur y de la forma en que el Ejecutivo nacional está llevando la relacióncomercial con Brasil. Allí, ante más de 3.000 personas, y mirando de reojo alos gestos de Ruckauf, prometió que dentro del Mercosur «habrá un acuerdomás profundo» y que se buscará «una especie de Maastricht que permitaequilibrios macroeconómicos entre los países que lo forman». Retomóluego una idea que tiene el copyright de Carlos Menem. La de «avanzar en unamoneda común».

Consultas y retos

Antes de las declaraciones en Ayacucho huboconsultas y algunos retos entre De la Rúa y parte de su gabinete. Laprimera en tener que dar explicaciones fue la secretaria de Industria, DéboraGiorgi, que por orden presidencial, recibida por José Luis Machinea ytrasladada a la funcionaria, salió el viernes a aclarar la frase que desatóparte del conflicto. Giorgi había dicho a los principales dirigentes de la UniónIndustrial Argentina (UIA) que si persistían los problemas, el grado deintegración con Brasil podría retroceder del actual proyecto de una uniónaduanera a una zona de libre comercio. Al enterarse de estos dichos, el vicecancillerHoracio Chighizola hizo públicas sus quejas. El viernes a la mañana elPresidente leyó las disputas en los diarios y reclamó las explicaciones delcaso. Dio la razón a la posición del Ministerio de Relaciones Exteriores ypidió a Machinea la aclaración de Giorgi. Luego, en radio «FM Feeling»,la secretaria de Industria reconoció que había expuesto la alternativa de lareducción del grado de integración, pero asegurando que había explicadoclaramente a la UIA que actualmente las probabilidades de que suceda la rebajadel grado de integración «son cero». Luego deslizó que los dirigentesde la UIA en realidad no habían entendido el mensaje.

Machineay Adalberto Rodríguez Giavarini (con Débora Giorgi y Chighizola), mientras quepor Brasil concurrirán el ministro de Hacienda, Pedro Malan, el canciller LuizFelipe Lampréia y el principal negociador brasileño para el Mercosur, JoséBotafogo Gonçalves. Como adelanto de esa reunión, entre el miércoles

Temas en esta nota

    Cargando...