El desempleo genera polémica en el Gobierno

06deAbrilde2000a las09:12

La evolución de laeconomía: inquietud por la desocupación

Cuando lasecretaria de Industria, Débora Giorgi, pronosticó ayer a la mañana unprobable aumento del desempleo en la medición de mayo próximo, provocó unaairada reacción y debate en el seno del Gabinete.

"Todavía no hay datos... Es irresponsable hablar hasta que existancifras", se osfuscó ante La Nación el ministro de Trabajo, AlbertoFlamarique. "La gente no se merece que hagamos un oráculo con estetema."

En mayo de 1999, el drama de la desocupación alcanzaba al 14,5% de lapoblación económicamente activa, equivalente a 1.871.000 personas; en octubreúltimo había descendido al 13,8.

El titular de la cartera laboral se había indigestado con las declaracionesradiales matutinas de Giorgi, quien sostuvo que, "lamentablemente, losprimeros pronósticos que estamos teniendo podrían reflejar un leve aumento dela desocupación, pero básicamente porque estamos comparando con octubre de1999, cuando había más de 100.000 empleos del plan Trabajar, que eran muysuperiores a los que tenía presupuestado ese programa".

En la misma sintonía, el ministro José Luis Machinea había afirmado a LaNación la semana pasada que "lo único que puede mostrar (la tasa de)mayo es el efecto de los programas Trabajar, con una intención claramenteelectoral, que se redujeron por una cuestión presupuestaria".

Flamarique destacó que el efecto de la reducción del plan Trabajar nocuenta en la encuesta que se desarrolla este mes y que se conocerá a fines demayo:"Más que un empleo, el plan Trabajar es una forma de contenciónsocial".

Cerca del ministro optaron por una explicación más técnica: "En laEncuesta Permanente de Hogares (que se utiliza para medir el desempleo) no setoman en cuenta las localidades pequeñas, donde se concentraba la mayoría delos beneficiarios del Plan Trabajar".

Para matizar, el jefe del gabinete de asesores de Economía, PabloGerchunoff,sostuvo una posición intermedia: dijo que la reducción de los planes Trabajartendría una incidencia "parcial", superada por el efecto de la mejoraen el nivel de actividad. "No se puede seguir afirmando que la economíaestá parada", disparó Gerchunoff. Para el álter ego de Machinea, tresdatos fundamentales muestran esta tendencia: el alza del 10% en la producciónsiderúrgica, el incremento del 69,9% en la producción de autos (más informaciónen la Pág. 2) y la "segunda mejor cosecha de la historia argentina".Por lo tanto, "si hay una mejora en el nivel de actividad, no hay análisisque pueda demostrar que el empleo no crece". En el mismo sentido, elsecretario de Programación Económica, Miguel Bein, pronosticó que elresultado de la caída de los planes Trabajar contra el aumento de la actividadserá una tasa de desempleo "igual o algo inferior a la de mayo último".

En el Ministerio de Trabajo no hay tanto optimismo al respecto. "Elempleo está planchado", admitió una fuente de la cartera. Por su parte,Flamarique dijo que "hay un marco recesivo generalizado, del cual se estásaliendo en forma paulatina". Antes de adelantar resultados, instó a"medir el impacto estacional" y ver cuánta gente sale a buscartrabajo.

En ese sentido, el economista en jefe de la Fundación de InvestigacionesEconómicas Latinoamericanas (FIEL), Juan Luis Bour, señaló a La Naciónque los datos oficiales demuestran que "el empleo cayó un poco" y quepodría haber un aumento de 1 punto respecto del 14,5% de mayo de 1999.

Hernán Lacunza, de la Fundación Capital, afirmó que en la entidad

Temas en esta nota

    Cargando...