El FMI definió como "audaz" la política económica de De la Rua

Por
14deAbrilde2000a las09:07

ASAMBLEA DEL FONDO MONETARIOINTERNACIONAL

La definición larealizó Stanley Fischer, número dos del organismo. También criticó a laadministración menemista por no hacer el ajuste cuando el país crecía y notomar medidas por la crisis brasileña del 99.

Por MARINA AIZEN. Enviadaespecial EN WASHINGTON

El vicepresidente del Fondo MonetarioInternacional (FMI), Stanley Fischer, elogió ayer la "audacia" con laque el gobierno de Fernando de la Rúa actuó en materia de política económicaapenas asumió el poder. Usando palabras muy bien elegidas, elfuncionario no perdió la ocasión para criticar a la administraciónmenemista por haber desperdiciado la oportunidad de realizar un ajuste en1997, cuando la Argentina crecía fuertemente. volvió a criticar a Carlos Menempor dejar a la Argentina "desguarnecida" ante la crisis del Brasil, loque terminó provocando en 1999 un gran desbalance fiscal. Por eso, ahora"el Gobierno (argentino) tiene que tomar medidas impopulares, como la subade impuestos, para cerrar sus cuentas en rojo", dijo en una conferencia deprensa.

Fischer cenará el sábado con el ministro José Luis Machinea, que viene aWashington a participar de la Asamblea del FMI. Como nunca, la sede delorganismo está convertida en una fortaleza, con seguridad en cada rincón,por temor a que las protestas de las organizaciones no gubernamentales amenacenel desarrollo del encuentro, como sucedió durante la reunión de la OrganizaciónMundial del Comercio.

Las voces de los manifestantes lograron atravesar de todos modos los muros deconcreto del FMI, a través de las insistentes preguntas de la prensa. Sinembargo, con su típico tono sobrio, Fischer arrancó su diálogo con losperiodistas señalando, entre otras cosas, que la Argentina había hecho un"progreso razonable en políticas fiscales y estructurales".

Clarín, entonces, le preguntó si el uso del término"razonable" no era retacearle apoyo a la Argentina. Fischerpensó un segundo y respondió: "El trabajo del Gobierno ha sido más querazonable: fue audaz. Adoptó las medidas antes que se las indicáramos. Hizomuchas cosas antes aun de que acordáramos un programa".

A continuación agregó que "hubiera sido mucho mejor" que laArgentina hubiera actuado en tiempos de bonanza, que en momentos de vacasflacas. "Siempre es más difícil en los malos momentos, y el año pasadofue un año muy duro. En 1997 fue cuando las cosas estaban en mejorescondiciones para hacer los ajustes".

Fischer no quiso emplear adjetivos para calificar la oportunidaddesperdiciada. "Irresponsable (en referencia a la gestión menemista)es una palabra demasiado dura. No quisiera usarla", dijo muy serio.

En ese contexto, Fischer defendió como "una necesidad" la suba deimpuestos implementada por el gobierno de De la Rúa. "Ahora el déficitfiscal es demasiado grande. Desafortunadamente es un mal momento del ciclo económico",se lamentó.

Así y todo, Fischer aseguró que el "crecimiento aumentó, lo que esextremadamente alentador". El FMI calcula que en el 2000 la economíaargentina aumentará un 3,4%, mientras que para el 2001 pronostica 3,7%. Ysostuvo que no es imposible que América latina pueda crecer al 6% anual(como lo demuestra Chile), aunque advirtió que todavía hay muchos países conproblemas fiscales en la región.

Temas en esta nota

    Cargando...