El Central amplió el descuento bancario de cheques y pagarés.

10deMayode2000a las08:22

El Banco Central difundió ayer la resolución que facilita el descuento decheques diferidos, pagarés o cualquier tipo de título ejecutivo de hasta 180días para empresas monoproveedoras, en una medida tendiente a solucionar unerror que se deslizó en la norma previa («A» 3104), dada a conocer hace dossemanas.

Según fuentes del Banco Central, la autoridad monetaria aceptó las quejas yrecomendaciones que acercaron la Asociación de Bancos de la Argentina y laAsociación de la Banca Minorista acerca de facilitar el acceso al crédito alas empresas que venden toda su producción a un solo cliente.

Excluidas

Estas compañías habían quedado fuera del circuito institucional alprohibir a las entidades financieras aceptar todos los instrumentos de pago deun solo emisor.

La principal corrección establece que alguno de los sujetos obligadoslegalmente al pago, que revista en carácter de librador, endosante, aceptante oavalista, debe reunir al menos una de varias condiciones:

1) Un nivel de endeudamiento con el sistema igual o superior a 5 millones depesos, según la última información disponible en la «Central de deudores delsistema financiero».

Con este monto se traza una línea entre grandes empresas y las pequeñas omedianas. Una sociedad que se endeuda en tal cantidad cuenta con unafacturación y generación de fondos más que abundantes para hacer frente a lasobligaciones contraídas.

2) El sujeto obligado al pago deberá asimismo encontrarse informado por almenos cinco entidades financieras, en las que el endeudamiento en cada una deellas sea como mínimo de un millón de pesos.

Este punto asegura que la empresa emisora de los instrumentos de pago que seentregarán de garantía es reconocida en el mercado y tiene fácil acceso alcrédito. Con esto se busca que una compañía con mala reputación o conlíneas de préstamo cortadas no debe concentrar los compromisos de pago de unaPyME.

3) También deberá estar clasificado en «situación normal» en dichacentral de riesgo y, en caso de mantener vigentes obligaciones negociables uotros títulos de deuda, éstos deberán contar con calificación local deriesgo «A» o superior, y en el mercado internacional, tener calificación deriesgo igual o superior a la obtenida por la República Argentina.

De esta forma, la posibilidad de repagar sus deudas ya no es evaluada por laentidad financiera que entrega el crédito, sino por una calificadora autorizadaa operar en el mercado local.

4) El total de financiamiento otorgado a distintos cedentes y asignado por laentidad en esta modalidad a un mismo sujeto obligado legalmente al pago, nopodrá superar 10% de las deudas de este último con el sistema financiero, ni5% de la responsabilidad patrimonial computable de la entidad. «Este últimolímite no se observará en caso de que la entidad cuente con legajo crediticiode dicho obligado, por lo que las operaciones serán computadas dentro de losmárgenes de asistencia que prevén las normas aplicables en la materia»,destacó la resolución del BCRA, poniendo énfasis en la necesidad de dispersarel riesgo crediticio para la PyME monoproveedora, pero sobre todo para losbancos.

5) Las garantías preferidas «B» deberán estar constituidas por derechosreales sobre bienes o compromisos de terceros que, instrumentados en formafehaciente, aseguren que la entidad podrá disponer de los fondos en concepto decancelación de la obligación contraída por el cliente, cumpliendo previamentecon los procedimientos establecidos para la ejecución de las garantías.

Otro punto incluido por el BCRA con el fin de lograr una escasaconcentración del riesgo de falta de pago. Se incluyen en esta categoría lahipoteca en primer grado de privilegio sobre inmuebles, la prenda fija conregistro en primer grado, garantías o avales otorgados por sociedades degarantía recíproca, y las insc

Temas en esta nota

    Cargando...