Gasoil para el agro a $ 0,36

15deMayode2000a las08:13

Repsol-YPF anunció que en 60 días venderá el combustible especial para lasmaquinarias agrícolas con un precio inferior al que se utiliza actualmente.

Finalmente se hizo realidad el oil agro. La empresa Repsol-YPF anunció ayer queen sesenta días comenzará a procesar un combustible exclusivo para el sectoragropecuario con un precio inferior al utilizado comúnmente: 36 centavos,contra los 45 que cuesta el gasoil común.

En concordancia, la Secretaría de Energía de la Nación autorizó lafabricación de este producto con especificaciones que garanticen el correctofuncionamiento de las maquinarias agrícolas argentinas.

De esta manera, la confirmación del oil agro cierra una serie denegociaciones triangulares iniciadas meses atrás entre el Gobierno, lasentidades agropecuarias y la empresa de combustibles de capitales españoles.

Para los productores agropecuarios, el gasoil representa uno de losprincipales y más costosos insumos. En el trabajo del campo se utilizananualmente unos 4500 millones de litros. Y sólo para la producción de arroz seemplean unos 650 litros de gasoil por hectárea.

Así, el precio del nuevo gasoil terminará colocándose en unos 36 centavospor litro, contra los 45 centavos actuales. Esto significa una reducciónsuperior a la del precio mayorista del combustible normal.

En términos generales, para el campo representará un ahorro de unos 90millones de dólares al año.

Entretanto, la empresa española de combustibles confirmó que de aquí asesenta días ajustarán el proceso de puesta en marcha para que el oil agro,"esté disponible para su comercialización".

Durante ese período, Repsol-YPF adecuará sus instalaciones industriales ysus bocas de expendio. La idea es que al menos 12 terminales -estaciones deservicio- reúnan las condiciones necesarias para ofrecer esta nueva clase degasoil.

Los directivos de la firma no descartan aún una merma mayor del precio delgasoil para el campo determinada por la diferencia de costos de producciónentre el combustible común y esta flamante variedad.

Es de suponer que la diferencia de producción entre los combustiblesdesencadene una rebaja adicional de un diez por ciento -dos centavos- en lasplantas de despacho de la empresa.

Descartan fraudes

Desde luego, uno de los temas más discutidos era la posibilidad de que elnuevo combustible motivara maniobras fraudulentas. En este sentido, Repsol-YPFaclaró que las especificaciones técnicas del oil agro, una menor cantidad deoctanos y mayor proporción de azufre, imposibilitarán su uso en vehículosconvencionales.

Resta aún conocer si alguna otra empresa de combustible que abastece elmercado local acompañará la iniciativa de Repsol-YPF, ya que aún no haynovedades.

En principio, el Gobierno emprendió las negociaciones con la empresaespañola por una razón lógica: participa del 50 por ciento de las ventas delgasoil al campo.

Naturalmente, para el titular de la cartera de Agricultura, AntonioBerhongaray, que encabezó las conversaciones, la actual situación por la queatraviesa el sector agropecuario argentino sirvió de argumento suficiente paraconseguir un acuerdo con la firma de combustibles.

Tanto es así que Repsol-YPF manifestó en un comunicado su "mejorintención de colaborar con sus clientes y con las autoridades -dentro de susposibilidades -para facilitar una baja de precios para los productoresagropecuarios, dado que contribuyen a la recuperación económica delpaís".

No sería descabellado pensar que mañana, el Gobierno, durante la reuniónque sostendrá con las entidades rurales, utilice el oil agro como una válvulade descompresión de la tensión reinante entre los hombres del campo.

De todos modos, el productor agropecuario podrá contar con el nuevocombustible recién para las labores de la próxima campaña gruesa (soja, maízy girasol, entre o

Temas en esta nota

    Cargando...