La Bolsa, víctima de tasas y de impuestos

19deMayode2000a las08:08

Escribe Luis Beldi

La Bolsa de Buenos Aires sigue sin estímulos. Se nota la apatía de losinversores y se ve en la caída diaria de precios. Ayer el índice Merval bajó1,47 por ciento a 454,66 puntos y en el mes pierde 11 por ciento.

La suba de tasas en Estados Unidos les está haciendo ver a los inversoresque el ajuste fiscal que se hizo fue un sacrificio inútil de loscontribuyentes.

Cuando José Luis Machinea lanzó el impuestazo, adujo que si no lo hacíaaumentaba el riesgo-país y las tasas a las que le prestarían a la Argentinaiban a ser muy altas.

Hoy el país tiene impuestazo, la recaudación no avanza y la tasa deinterés que le cobran a la Argentina es superior a 12 por ciento.

Además, las consultoras de inversión y bancos están aconsejando a susclientes no comprar acciones ni títulos públicos argentinos.

La gestión económica no despierta confianza alguna en el exterior, al igualque la administración tributaria. Para la AFIP fue un duro golpe que el nuevotitular del FMI, Horst Köhler, descalificara directamente al organismorecaudador al acusarlo de ineficiente.

En el horizonte aparece la necesidad de la Argentina de aumentar suendeudamiento porque hasta ahora sólo consiguió la mitad de los recursos quenecesita para todo el año y porque puede tener un déficit fiscal más alto delcalculado.

Desagrado

La tasa de 12,06% que se pagó por el último bono emitido, aunque elpréstamo sea muy chico (100 millones de dólares), fue un dato que desagradó alos inversores.

Tampoco ayudó la visión de un analista de Standard & Poor’sentrevistado por la agencia «Reuters», que puso en duda la idoneidad delequipo económico.

Otro informe negativo fue el de la consultora Argentine Research, queseñaló que la situación del mercado sólo cambiará cuando mejoren lasexpectativas.

Pero el pesimismo no sólo se alimentó ayer de datos internos sino que haytemor de que la Reserva Federal vuelva a subir la tasa el mes que viene. El datoexplica por qué las empresas argentinas más endeudadas en el exterior ayersufrieran un fuerte revés en los precios.

El monto de negocios fue reflejo del pesimismo. Apenas $ 15,9 millones que seconcentraron en escasos papeles. Ese volumen es la mitad de lo que se negocia enun día normal.

El final de la rueda mostró 10 alzas, 27 bajas y 8 papeles sin cambios. Elíndice general mejoró 0,27 por ciento, a 18.379,77 puntos.

Las alzas más destacadas estuvieron en Astra (4,48%), Indupa (1,19%), BancoRío (0,62%) y Telecom (0,39%).

En la suba de Banco Río ayudó la presentación de su balance trimestral conuna ganancia de $ 55,5 millones.

En baja se negociaron Comercial del Plata (-10 por ciento), Acíndar(-6,97%), Siderar (-5,76%), Banco Galicia (-3,45%), Siderca (-3,72%), Molinos(3,37 por ciento) y Renault (-2,94%).

La única buena noticia para el mercado fue la suba de algunos títulos de ladeuda externa. El Discount avanzó 0,93%; el FRB cayó 0,14% y el Par ganó 0,19por ciento.

En tanto, en la Bolsa de Nueva York la vieja economía le ganó a la nueva.El índice Dow Jones subió 0,07% a 10.777,28 puntos, mientras el NASDAQ de lastecnológicas cayó 2,91% a 3.538,71 puntos.

La baja del NASDAQ se explica en la caída de los títulos de las empresas detelecomunicaciones afectadas por la noticia de la fusión de MCI Worldcom conSprint, valorada en unos 130.000 millones de dólares. Hay temor de que elgobierno, aconsejado por el Departamento de Justicia, no autorice la unión porviolación a la ley de antimonopolio.

Las acciones de MCI Worldcom perdieron 4,14% y las de Sprint 3,22 por ciento.

El bono del Tesoro norteamericano volvió a bajar, haciendo más atractivo surendimiento que se ubicó en 6,231 por ciento.

En Wall Street el volumen negociado también fue bajo, apenas 800 millones detítulos, porque los inversores están bus

Temas en esta nota

    Cargando...