Se renovaron bien plazos fijos y no subieron tasas

23deMayode2000a las08:26

Escribe Jorge G. Herrera

La plaza financiera no mostró ayer mayores signos de nerviosismo. No seregistraron retiros de depósitos. Es más, banqueros y analistas señalaron quese mantuvo el ritmo de las renovaciones. Por tal motivo los bancos no salieron abuscar depósitos, ofreciendo mayores tasas a los ahorristas.

Las pizarras de las entidades así presentaron los mismos niveles de lasemana pasada: para un plazo fijo en pesos a 30 días un banco extranjero deprimera línea paga 6% anual y hasta 8% en bancos de menor rango. Sólo pormontos importantes se consiguieron tasas de más de 12% a 14% anual en pesos.

Tampoco se observaron importantes liquidaciones de posiciones de bonos yacciones en grandes inversores. Los fondos de pensiones (AFJP) no vendieron, porcaso. En general buscaron más liquidez y colocaron dinero a plazo fijo y enfondos comunes de plazo fijo, a la espera de una mayor corrección del mercadopara comprar bonos y acciones.

Este panorama contrastaba un poco con el clima de tensión creciente que serespiraba en las principales gerencias de inversiones del mercado. Pero muypocos ordenaban a sus operadores «vender todo».

No extrañó así que tanto las tasas de interés como del dólar futuro semantuvieran en los niveles del viernes pasado.

El mayor nivel de incertidumbre se tradujo en la firmeza de las operacionesfinancieras pactadas ayer. Los grandes inversores aprovecharon los altosrendimientos ofrecidos por colocaciones a largo plazo. Ayer, por un plazo fijo aun año de más de 5 millones de pesos, bancos de primera línea pagaban entre12% y 14% anual.

Los rendimientos ofrecidos por montos importantes se ubicaban ayer entre 9% y9,5% anual por un plazo fijo a 30 días en pesos. Si se trataba de unacolocación a 180 días la tasa se elevaba a 10% y 10,5% anual y entre 12% y 14%a un año de plazo.

Argendólares

Al promediar la jornada un importante ex banco público pagaba ayer 14,5% poruna colocación a un año en pesos.

En cambio, aquellos que querían operar con argendólares solamente podíanhacerlo en el corto plazo, o sea a 30 días, donde se pagaba entre 8,5% y 8,75%anual.

Prueba de que los bancos no querían ni necesitaban dólares era que la tasade argendólares a 180 días bajaba a 8,25% anual.

El mercado del dólar futuro mostró también una extraña estabilidad, peroigual se mantuvo en niveles que alcanzó la semana pasada. El dólar a fin deaño operó en 10.600/10.650 pesos por dólar. Cuando a comienzos de mes senegociaba en los 10.400. Pero esta suba del dólar futuro responde más adescalce de posiciones de empresas, que tienen que salir a cubrir posicionespagando más tasa para asegurarse los dólares.

Sin créditos

En cuanto al mercado crediticio, el gerente financiero de una empresaalimentaria líder contaba ayer que salió al mercado a pedir una línea decorto para capital de trabajo, pero ningún banco accedió a la solicitud. Algosimilar le ocurrió al tesorero de un holding que tampoco logró financiamientode corto. Los bancos se volvieron a sentar en los depósitos. Algo en ciertaforma comprensible dado que los bancos se financian vía depósitos, y éstosestán -estancados- creciendo a menos de 4% anual.

El mercado de Letras del Tesoro (LETES) -que hoy tendrá test por 250millones de dólares a 91 días- operó en baja. Las tasas en dólares y enpesos prácticamente se igualaron en torno de 10% anual. Es decir que pasaron arendir como un plazo fijo. Los operadores explicaron que la flojedad de lasLETES obedecería a ventas especulando con mejores rendimientos en lalicitación de hoy.

En las mesas de dinero señalaban que el malhumor proveniente del exteriorhace que por primera vez se piense en que la Argentina genere sus propias malasnoticias. Y no sean mercados extranjeros los que detonen la crisis. Se estádando todo para que sea esta vez una crisis

Temas en esta nota

    Cargando...