Las dos CGT convocan a un paro contra el ajuste

Por
31deMayode2000a las08:53

Lo anunciarán hoy y será el 9 de junio. La CGT de Moyano podría decidirque el paro sea por 36 horas. La protesta es contra el recorte salarial y ladesregulación de las obras sociales

DANIEL MIGUEZ

Hoy, marcha desde el Obelisco a la Plaza de Mayo

En respuesta al ajuste y la desregulación de las obras sociales dispuestospor el Gobierno, la CGT disidente convocará hoy a un paro general para lasemana que viene, al que se sumará la CGT oficial. Hay una fecha segura: elviernes 9 de junio. Sin embargo, Hugo Moyano y sus compañeros de ruta, podríanllegar a extenderlo a 36 horas y en ese caso comenzaría el jueves 8 almediodía.

La decisión final será tomada hoy en una reunión que el Consejo Directivode la CGT disidente tendrá en la sede del Sindicato de Camioneros, poco antesde la marcha de esta tarde a Plaza de Mayo contra la política del FondoMonetario Internacional y en coincidencia con la llegada a la Argentina devarios de sus directivos.

El caudal de la marcha de hoy será para los sindicalistas un parámetro dela posible respuesta al próximo paro. "Creemos que las medidas de ajustepotenciaron la reacción de la gente y hoy van a ser muchos los que expresen surepudio a lo que hace el FMI", dijo a Clarín el jefe de los mecánicos,José Rodríguez, autor de la idea de la marcha de hoy.

Anoche no estaba decidido en qué momento Moyano va a anunciar laconvocatoria al paro, aunque no se descartaba que lo haga esta tarde en el acto,desde el palco.

Las posiciones sindicales tendieron a converger después de las medidaseconómicas anunciadas el lunes por el Gobierno. El día después del polémicopaquete encontró, en cambio, buen eco en los economistas reunidos ayer por elministro José Luis Machinea y en la respuesta de algunos indicadoreseconómicos, como la suba de la Bolsa y de los bonos de la deuda argentina y labaja en la cotización del dólar a futuro.

A los sindicalistas no sólo les preocupa el ajuste, sino también la libredesregulación de las obras sociales, en lo que ven el peligro de una pérdidadel poder gremial.

La unificación de una fecha para la protesta tuvo sus idas y venidas y, almenos, dos versiones. Voceros de la CGT oficial aseguran que fue consensuada conlos disidentes. Pero éstos le bajan el nivel de protagonismo a la gente deRodolfo Daer. "Nosotros dispusimos el paro y acordamos la unidad de accióncon Víctor De Gennaro (líder de la CTA). Si los muchachos (por la CGT oficial)adhieren al paro, no tenemos problemas", dijo a Clarín una fuente de losdisidentes.

Sin embargo, ayer Moyano conversó varias veces con Daer y otros jefes de laCGT oficial, como Luis Barrionuevo y Oscar Lescano. Después, dijo públicamenteque no descartaba la posibilidad de llegar a coincidencias, aunque las limitó ala convocatoria al paro. Así Moyano pateó para otro momento cualquier chancede unirse en una sola central obrera, como antes que los dividiera su posiciónfrente a la reforma laboral.

Los rebeldes después del fuerte paro del 5 de mayo y con la previsión delograr una importante convocatoria a la marcha de hoy, se sienten "losdueños de la protesta" y quieren hacérselo sentir a la CGT oficial.

Los comandados por Daer, en tanto, pretenden retomar la iniciativa."Tenemos que unirnos para enfrentar estas medidas que van en contra de losreclamos de la gente. Queremos la reactivación y el Gobierno lo que hace escrear más recesión", dijo a Clarín Carlos West Ocampo, otro de los jefesde la CGT oficial.

En el mismo sentido, ayer el propio Daer estuvo en la agencia de noticiasestatal Télam, solidarizándose con los trabajadores, ante el ajuste anunciadoen esa empresa periodística. Y el jueves hará los mismo ante los trabajadoresde la imprenta del Congreso, que será cerrada.

Para ser prolija en la convocatoria al paro, la CGT oficial adelantó para elmartes próximo la re

Temas en esta nota

    Cargando...