Preocupación en Europa por un brote inflacionario

Por
14deJuniode2000a las08:15

España e Irlanda crecen más y sufren presión en los precios · Españatiene una inflación anual del 3,1% e Irlanda, del 5,2% · Temen otra suba detasas

El Banco Central Europeo está preocupado por un incipiente brote deinflación. Esto pone de relieve las dificultades de la eurozona para establecerun parámetro común a todos los miembros de la unión monetaria.

Ayer, España e Irlanda anunciaron índices inflacionarios muy por encima delpromedio para los 11 países que adoptaron el euro en enero de 1999. En esemomento se comprometieron a converger en metas de inflación, déficit fiscal ydeuda pública.

El índice de precios de Irlanda subió el mes pasado al 5,2% anual, el nivelmás alto desde agosto del 95. En tanto el de España trepó al 3,1%, elguarismo más elevado desde diciembre de 1996.

En abril pasado, la inflación en toda la zona del euro fue de 1,9%. Seespera que la cifra de mayo, que será publicada el próximo lunes, sea un pocomás alta. Los datos de Irlanda y España mostraron que a menos de 18 meses dellanzamiento del euro están acrecentándose las diferencias inflacionarias entrelos países a los que les va mejor y los que les va peor.

Dentro del proyecto de la unidad monetaria europea, algunos economistas venesto como una debilidad. Pero el BCE publicó en diciembre un estudio quesostenía que una comparación de varias ciudades revela diferencias mayores.

La inflación es relativamente elevada en Irlanda y España debido, sobretodo, a que ambos países se están expandiendo con mucha mayor velocidad que elpromedio de la zona del euro y cuentan con tasas de interés fijadas en un nivelmás acorde con los tres grandes de la zona —Alemania, Francia e Italia— quecon la realidad de su propia economía.

Pronosticadores privados afirman que Irlanda y España podrían crecer 9 y4%, respectivamente, en contraste con 2,7% en Italia, el país proyectado comode expansión más lenta.

La semana pasada, el BCE elevó las tasas de interés 0,5% para colocarlas en4,25%. Para algunos países, ese nivel puede frenar la reactivación, pero paraotros ese podría ser un grado demasiado bajo para frenar la inflación, como enlos casos de Irlanda y España.

Es poco probable que el BCE considere la posibilidad de endurecer lapolítica monetaria una vez más en respuesta a las presiones inflacionarias enIrlanda y España, ya que ambos países concentran nada más que el 10% de laproducción económica de la zona del euro.

Temas en esta nota

    Cargando...