Limitan las horas extras por decreto

Por
21deJuniode2000a las08:45

Con el objetivo primordial de hacer descender el desempleo, el Gobierno lasredujo tanto en el sector público como en el privado

Preocupado por el desempleo, el Gobierno sacó una nueva carta de lamanga:por medio de un decreto, dispuso limitar el máximo de horas extras que sepodrán trabajar en un mes o en un año. Hasta ayer, un empleado público oprivado tenía un tope de tres horas extras diarias, 48 semanales y 320 anuales.A partir de ahora, la cantidad máxima fijada para todos el país será 200horas excedidas anuales, es decir, 30 por mes.

Así lo determina el decreto 484, publicado ayer en el Boletín Oficial, quelleva las firmas del vicepresidente a cargo de la presidencia, Carlos Alvarez;el jefe de Gabinete, Rodolfo Terragno, y el ministro de Salud, Héctor Lombardo.

Con la norma, que rige desde ayer, el Gobierno tiene en el horizonte dosobjetivos: por un lado, evitar los excesos de la jornada laboral y combatir lasobreocupación; por el otro, intentar paliar, al menos en parte, el desempleo,que la última medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos(Indec), en octubre, llegó al 13, 8 % de la población en condiciones detrabajar.

Además, los resultados que algunos sondeos privados arrojaron en losúltimos días coinciden con la tendencia alcista que mostraría la próximamedición del Indec, programada para el 20 de julio próximo. Se habla de unatasa de desocupación del 14,5 por ciento.

Hace una semana, consultado sobre los posibles datos de la desocupación enla Argentina, la respuesta del vicepresidente Carlos Alvarez sonó como unanticipo: "Sé que no son buenos y que no han mejorado -dijo-. Pero notengo los números". Se calcula que en el país hay, entre subocupados ydesempleados, unos cuatro millones de personas.

Por esta razón, la medida, dada a conocer justo tres semanas después de quese decidió una reducción de entre el 12 y el 15%para los salarios estatales,puede tener, acaso, alguna lectura política.

Las dos caras de la moneda

"El objetivo es atacar la sobreocupación existente en el país -dijo aLa Nación el subsecretario de Relaciones Laborales, Enrique Espínola Vera-.Tenemos un tercio de trabajadores que superan las 49 horas extras semanales, yun 12% que excede las 61 horas".

-¿Esto no puede perjudicar a los trabajadores que, con las horas extras,alcanzan un sueldo que no recibirían con un horario normal?

-¿Por qué no lo vemos al revés? ¿Por qué no vemos, por ejemplo, que conesta medida podremos distribuir mejor un bien escaso como es el trabajo? No esbueno que la sobreocupación se transforme en algo habitual.

-Concretamente, habla de disminuir el desempleo...

-Exactamente. Esto no hace más que volver a la época anterior a ladictadura militar, cuando el máximo de horas extras era de 200. Lo que habríaque preguntarse es por qué se extendieron a 320.

Exceso de tareas

Hasta esta medida, la jornada de trabajo podía prolongarse hasta tres horasdiarias; la semanal, hasta 48 horas, y la anual, hasta 320.

"Los actuales indicadores sociales denotan la existencia de unaimportante cantidad de trabajadores que desarrollan tareas que exceden lajornada legal de trabajo, mientras que se advierte el predominio de formasprecarizadas de empleo y un elevado índice de desocupación", dice eldecreto, que consigna que está sustentado en "la Declaración Universal delos Derechos del Hombre (1948) y el Pacto Internacional de Derechos Económicos,Sociales y Culturales", que reconocen al trabajador el derecho al descanso,el tiempo libre y la limitación del horario laboral.

Temas en esta nota

    Cargando...