Cultivos hidropónicos para mejorar producción y calidad de los productos agropecuarios

23deJuniode2000a las08:04

Escribe Lic. Olga López Ríos

La palabra hidroponia deriva del griego hydro (agua) y ponos (labor), lo cualsignifica literalmente «agua trabajando» o «trabajo con agua». Estadefinición se utiliza para describir todas las formas de cultivo sin suelo,llamado también «soilless culture», que se llevan a cabo utilizando agua ysoluciones nutritivas. Si bien esta modalidad resulta novedosa en la Argentina,la hidroponia ha ganado un importante espacio en los países tecnológicamenteavanzados, como es el caso de Holanda, Japón, Israel y Francia. Este sistema seha desarrollado gracias a la investigación y experimentación permanente entorno de las necesidades nutricionales de las plantas. Es que la mayoría de losdesórdenes en el crecimiento y desarrollo de los cultivos se debe a causasnutricionales.

Dentro de las numerosas ventajas que presenta este cultivo figuran unaadministración más apropiada de los nutrientes, un mayor rendimiento, unanotable precocidad de la cosecha, y mayor calidad del producto que se obtiene.

Otra característica importante es la reducida cantidad de plaguicidas yotros elementos químicos que deben utilizarse, tóxicos al ser humano ycontaminantes al medio ambiente. De todas maneras, hay que destacar que lainversión inicial para aplicar esta tecnología es superior a la que serequiere para utilizar un sistema de cultivo convencional, fundamentalmentedebido a las instalaciones e infraestructura necesarias, así como tambiénporque requiere de personal capacitado. De todas maneras, esta aparentedesventaja es relativa, sobre todo si se considera la mayor producción porunidad de área cultivada que se obtiene por un lado y la calidad de losproductos, como consecuencia directa de la correcta nutrición mineral de loscultivos por el otro.

El cultivo

Mario Clozza, docente de la Facultad de Agronomía de la Universidad deBuenos Aires, explicó a SU DINERO que los tres recursos fundamentales para todotipo de producción vegetal son la disponibilidad de agua, nutrientes y laradiación. Tanto el agua como los nutrientes están garantizados en un cultivohidropónico. Sin embargo, la radiación se puede llegar a convertir en unadificultad, ya que condiciona la cantidad de plantas que se pueden cultivar pormetro cuadrado.

Existen dos tipos de sistemas hidropónicos: el hidropónico propiamentedicho y el cultivo semihidropónico o sin suelo.

El primero es aquel en el que las plantas tienen sus raíces «nadando» enuna solución nutritiva, compuesta de agua más nutrientes. Mientras que elsemihidropónico consiste en reemplazar la tierra por algún elemento sólidoque sea inactivo biológica, química y físicamente. Esto significa que nointeraccione con la solución nutritiva con la que se riega, que no tengaproblemas físicos con el crecimiento de la raíz y que biológicamente estélibre de patógenos que puedan llegar a afectar el cultivo.

En ambos casos los nutrientes que se utilizan son: nitrógeno, fósforo,potasio, calcio, magnesio, azufre, hierro, manganeso, boro, zinc, cobre. Estoscomponentes, incorporados en una solución acuosa serán fácilmente asimiladospor los pequeños pelos absorbentes de la raíz de la planta. Cada cultivonecesita un determinado porcentaje de nutrientes dentro de la soluciónnutritiva, aunque también existen otros factores que influyen en gran medida,como la época del año, la latitud en la que se encuentra el cultivo y el tipode variedad vegetal que se está utilizando.

Es recomendable reponer los nutrientes respetando siempre la fórmulainicial.

El sistema semihidropónico requiere de sustratos o medios de cultivo quedarán sujeción a las raíces. Estos sustratos son los encargados de reemplazaral suelo. Poseen la ventaja de que se pueden utilizar entre 3 y 4 veces. Losmás frecuentes son: arena, turba, perlita (roca volcánica molida que vi

Temas en esta nota

    Cargando...