Alivio: EE.UU. no subiría las tasas

26deJuniode2000a las08:09

Escribe Luis Beldi

No hay un solo analista de Wall Street que dude de que mañana la ReservaFederal (Fed) mantendrá en igual nivel (6,5% anual) la tasa de interés. Perosi se les pregunta qué hará la Fed el próximo 22 de agosto, ellos dirán quela tasa va a subir.

Por caso, los 29 analistas que encuestó «Reuters» se juegan a que mañanano habrá suba de tasas. Pero 26 de ellos apuestan a que el 22 de agosto(próxima reunión de la Fed) subirán las tasas entre un cuarto y medio punto.

No hay brujería ni videncia en estos pronósticos y sí lógica pura. LaReserva Federal ve que la economía se está desacelerando. Sabe que no es unatendencia firme por lo tanto hay que esperar. Por eso da chances hasta agosto.Si los números se desbordan, en ese momento apretarán a la economía con otrasuba de tasas.

Las presiones inflacionarias están. Tienen menos fuerza, pero siguen allí.Todavía se siguen vendiendo 16,5 millones de autos por año y hay 1,6 millónde viviendas en construcción.

Pero luego del arrasador crecimiento de 5,4% del PBI en el primer trimestredel año, empezaron a verse indicadores más calmos para Alan Greenspan y eldirectorio de la Fed.

El desempleo, que había bajado al mínimo histórico de 3,9% en abril, enmayo subió a 4,1%. Esto no implica que se haya solucionado el problema de manode obra. Todavía no se consiguen trabajadores y la presión salarial estáintacta. Si aumentan los salarios crece el consumo y esto hace que los preciossuban, el efecto más temido por Greenspan.

Pero para tranquilidad del presidente de la Fed, las ventas al por menorcayeron 0,3%. Este indicador es el más cercano al del consumo.

Otro dato alentador lo da la caída de 5,8% en la venta de viviendas, porpresión directa de la suba de tasas. Hace un año, los que tomaban préstamoshipotecarios pagaban una tasa de 5,8% anual; hoy pagan más de 7,5%. Esteindicador en baja es clave por el efecto multiplicador que tiene sobre laeconomía. Cada vivienda nueva debe ser equipada y eso implica más demanda deelectrodomésticos, muebles, artículos electrónicos, alfombras, etc.,provocando que crezca más el consumo.

Afortunadamente, los precios minoristas subieron en mayo 0,1 y los mayoristasse mantuvieron neutros.

Todos estos números son los que mañana se llevarán a la mesa denegociaciones del Comité Federal de Mercados Abiertos que es el organismo de laFed que decide la suba de tasas. Este comité tiene 12 miembros: los 7gobernadores de la Fed, más el presidente de la Reserva Federal de Nueva York ycuatro integrantes de delegaciones de la Reserva Federal.

Informes

Cada gobernador de la Reserva dará un informe de su región y cadapresidente de los bancos regionales de la Fed aportará su opinión. Ellos sonlos que con su voto deciden la suerte de las tasas. Ninguno de ellos olvida laenmienda de 1977 del acta de la Fed que dice que el objetivo del organismo esfavorecer la producción, hacer crecer el empleo y mantener los preciosestables.

La meta de la Fed es que el PBI de Estados Unidos no crezca más de 3,5%anual el próximo año. El PBI creció 4,2% en 1999 y 4,3% en 1998.

En los últimos 11 meses la Fed aumentó en casi 2 puntos la tasainterbancaria -su principal arma para intervenir en el mercado del crédito acorto plazo- y la dejó en 6,5%, la más alta desde 1991. Estos dos puntos lecostaron a la Argentina casi 200 millones de dólares netos en transferencias alexterior por encarecimiento de su deuda.

En Estados Unidos los que están más preocupados por que la Fed suba lastasas son los demócratas que deben afrontar elecciones presidenciales. Los 16representantes del partido en el Congreso le mandaron una carta al ComitéFederal de Mercados Abiertos donde le recuerdan que «un nuevo aumento de lastasas provocaría probablemente un inútil incremento del desempleo, afectando alos americanos menos protegidos». A s

Temas en esta nota

    Cargando...