Oficialismo gana con escaso margen la elección legislativa en el Japón

Por
26deJuniode2000a las08:33

Tokio (Reuters, EFE, ANSA, AFP) - El primer ministro Yoshiro Mori aseguró ayercon dificultades a su Partido Liberal Demócrata (PLD) y a sus dos socios decoalición una mayoría estable en las elecciones generales a la Cámara deDiputados. Los tres grupos perdieron un importante número de escaños.

El desencanto de los votantes con los políticos también hizo que el índicede participación estuviera cerca de 63%, el segundo más bajo de la historia.Por el momento, los responsables del PLD resolvieron mantener en el poder alactual primer ministro pese a la caída de consenso. «Hemos decidido que elpremier Mori y también el secretario general Hiromu Nonaka (número dos delgobierno) permanezcan en sus puestos», anunció Mikio Aoki, jefe del gabinete,citado por la publicación local «Jiji Press».

En las elecciones de ayer, el partido que encabeza la coalición de gobiernoconquistó 233 de las 480 bancas en juego, según los datos definitivos, lo queimplica una merma de adhesión dado que tenía 271 escaños. La coalición degobierno comprende a los liberaldemocráticos del primer ministro Mori, alpartido Komei y al Nuevo Partido Conservador (NCP).

El Komei, que tenía 42 diputados, pasó ahora a 31, en tanto que el NCPcayó de 18 a 7, pero aun así la coalición superó el número mínimoprogramado de 254 escaños para detentar la mayoría.

En cambio, para la primera formación opositora, el Partido Democrático delJapón (PDJ), de centroizquierda, las elecciones fueron un éxito imprevisto, yaque le asignaron 127 escaños, respecto a los 95 que tenía en la Legislaturaanterior, pese a que los puestos de diputado hayan sido reducidos de 500 a 480.

De los 480 escaños sometidos a voto ayer, 300 se asignaron con el sistemamayoritario y los 180 restantes con el sistema proporcional. Norma queperjudicó de hecho a los partidos menores. En ese sentido, Yukio Hatamoya,líder del PDJ dijo: «Hoy se dio un gran paso hacia el sistema bipolar en elJapón. Y el polo alternativo al PLD somos nosotros».

El pésimo resultado alcanzado por el Partido Comunista, que perdió la mitadde sus 42 escaños, parece dar razón a Hatamoya.

En tanto, Yuko Obuchi, la hija de 26 años del ex primer ministro japonésKeizo Obuchi fallecido en mayo pasado, resultó elegida diputada por el PLD.

Tras conocer los resultados, el gobierno de los Estados Unidos felicitó alos ganadores y expresó su deseo de mantener la estrecha cooperación con lacoalición que lidera Mori.

«Tenemos una excelente cooperación con el gobierno japonés en una variedadde cuestiones como Indonesia y Corea del Norte, y una positiva relaciónbilateral económica, política y de seguridad», dijo un funcionario delDepartamento de Estado.

El premier, que asumió el cargo luego de que Obuchi sufriera un derramecerebral, llegó a las urnas criticado por la oposición e incluso por algunosmiembros de su partido por sus polémicas declaraciones (ver aparte). Elresultado demuestra que, si bien por un estrecho margen, superó la prueba.Ahora deberá pasar un nuevo examen cuando sea anfitrión de la próxima cumbredel Grupo de los 8 (G-8), integrado por las 7 principales potencias económicasy Rusia, prevista para julio en Okinawa. Según adelantaron analistas locales,luego de esa cumbre deberá comenzar a reflexionar sobre el futuro menosinmediato del partido y del gobierno.

Temas en esta nota

    Cargando...