Pedirán $ 1000 millones al FMI para dar más créditos

27deJuniode2000a las08:15

Escribe Claudio Chiaruttini

El Banco Central solicitó la asistencia del Fondo Monetario Internacional enu$s 1.000 millones, con el fin de reducir los requisitos mínimos de liquidez,en reemplazo de los fondos que se habían negociado con el Banco Mundial durantela segunda parte de 1999 y la primera mitad de 2000. El tema, que fue analizadodurante la visita del nuevo titular del FMI, Horst Köhler a la Argentina enmayo pasado podría ser instrumentado antes de fin de año si el directorio delorganismo internacional decide incorporarlo en su agenda para el presenteejercicio.

Según explicó el vicepresidente del Banco Central, Martín Lagos, a AmbitoFinanciero «para poder bajar los requisitos de liquidez y volcar esos fondos almercado necesitamos que los aportes que recibamos en reemplazo sean baratos. ElBanco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo tienen buenas tasas, perosus aportes están dirigidos a otras especialidades. El tipo de línea querequiere la Argentina es similar a las que el FMI entregó a los paísesasiáticos, muy parecidos a los préstamos contingente».

«A diferencia de las líneas contratadas por el Banco Central, los fondosdel FMI son más baratos que el costo que los requisitos mínimos de liquideztiene para los bancos. Además, sería muy conveniente contar con la presenciadel Fondo para darle a la propuesta un apoyo institucional, lo que permitiríabajar el costo de los bancos privados que se unan al proyecto», explicó eldirectivo.

Desde hace más de un año que el Banco Central se encuentra analizandoalternativas para reducir los requisitos mínimos de liquidez en u$s 5.000millones, con el fin de poder volcar esos fondos al mercado de crédito amenores tasas. Se había comentado que una parte del dinero sería aportado porel Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Sin embargo, losfuertes requerimientos de fondos que tienen ambas entidades obligaron al Centrala buscar el apoyo del FMI.

«El nuevo presidente del FMI conoce nuestra propuesta. La apoya, pero haymucha distancia entre el apoyo a la concreción. Nuestro interés es llegar aconcluir las negociaciones antes de fin de año. Sin embargo, no depende denosotros. En el directorio del Fondo, este tipo de operaciones huele aprestamista de última instancia y nadie quiere comprometer al organismo en estetipo de coyunturas. La presentación formal ya fue hecha por nuestroseconomistas, se comentó con las autoridades y se mantiene en estudio»,comentó Lagos.

Los planes del BCRA son los siguientes: obtener u$s 1.000 millones del FMI(aunque saben que lo ideal serían u$s 5.000 millones, pero el FMI nunca secompromete con tanto volumen de dinero) y contratar con bancos privados elresto. Se descartan otros bancos multilaterales (como el BM o BID), aunque nohabría que descartar la aparición de entidades de segundo piso internacional.

En diálogo con Ambito Financiero, el funcionario reconoció que hay unafuerte discusión sobre el nivel de encajes que debe tener el sistema. «Pero esuna discusión equivocada. Los requisitos mínimos de liquidez actuales y losencajes son disuasivos, no están para hacer frente a la demanda del público enel caso de una corrida. En realidad, es para que no ocurran corridas»,aseveró.

Periodista: ¿El ataque de Carlos Ruckauf tiene que ver con la demanda de«limpiar la cartera» del Banco Provincia de Buenos Aires que se impuso desdeel BCRA a la nueva administración?

Horst Köhler: No, el BAPRO tiene problemas de liquidez, no de capital. Enmeses pasados, la provincia retiró depósitos de la entidad y la obligó arealizar muchos gastos y, al mismo tiempo, se prestó al sector agropecuario y aalgunas industrias. Eso dejó sin liquidez a la entidad. Con gran esfuerzo, lanueva administración ha devuelto el banco a una situación normal, pero con ungran esfuerzo.

P.: Pero la adhesión al paquete del PJ

Temas en esta nota

    Cargando...