Industriales protestaron por "inflexibilidad" de la AFIP

Por
27deJuniode2000a las08:43

Salta - La Cámara de la Minería y la Unión Industrial de la provinciaenviaron una carta al ministro de Economía de la Nación, José Luis Machinea,en la cual manifiestan una «gran preocupación» y «solicitan la revisión delaccionar de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)».

La carta aclara que ambos organismos entienden que la recaudación deimpuestos y la lucha contra la evasión es uno de los puntales para larecuperación económica y productiva del país y que lo que se pide no sonfacilidades para el pago de tributos.

Sin embargo, se critica «la política de control que lleva adelante laAFIP».

«La política a la que nos referimos consiste en una actitud dehostigamiento, rigidez, inflexibilidad de criterio y desgaste inútil quetermina constituyendo un obstáculo para el desarrollo de la actividad principalde las empresas, que es llevar adelante el negocio», dice el documento, paraluego explicar que esto se evidencia «en normas legales y reglamentarias yactuaciones administrativas y judiciales que, so pretexto de aumentar el controly mejorar la recaudación, terminan constituyéndose en elementos que atentancontra la actividad económica y pueden terminar por destruirla».

Los empresarios citan al régimen legal como el primer elemento negativo, yaque «es complicado, extenso, excesivamente casuista y pleno de tecnicismo» locual dificulta el entendimiento y entorpece el cumplimiento.

Luego se resalta la «complicada y autoritaria» aplicación de lasmencionadas normas, para la cual son tomados como ejemplos la Ley deProcedimientos, que permite el embargo general de cuentas bancarias por parte delos agentes fiscales por medios electrónicos sin orden del juez y antes de queexista sentencia; la obligatoriedad de instalar controladores fiscales y lasclausuras implacables, sin observar si existían posibilidades concretas paratal aplicación; y la excesiva duración de las inspecciones integrales, que enalgunos casos llegan a los diez meses.

Finalmente, la carta expresa: «No podemos dejar de mencionar que en algunoscasos existen conductas extorsivas». «La prueba más clara la constituye elhecho de que siempre se solicita al contribuyente, obviamente bajo presión, quefirme actas reconociendo que la inspección no genera trabas o entorpecimientoal desenvolvimiento normal de la empresa, cuando la realidad es precisamente lacontraria».

Temas en esta nota

    Cargando...