La Argentina, Brasil y Paraguay acordaron el régimen automotor

28deJuniode2000a las08:37

Mientras que los negociadores de los tres países aprobaron las nuevas reglasde juego para el bloque regional, los representantes de Uruguay pidieron un díamás para revisar los últimos detalles

Los negociadores de la Argentina, Brasil y Paraguay ya se han puesto deacuerdo en todos los puntos del convenio que crea un nuevo régimen para elcomercio de automotores entre esos países, algo que se discute desde mediadosde 1998.

De esta manera, en un mes regirán las nuevas reglas de juego, que elevan losaranceles para el ingreso en el bloque regional, tanto de vehículos como deautopartes, y que, al mismo tiempo, les da a los autopartistas argentinos unagarantía de venta a las terminales instaladas en el país. El punto másconflictivo que negociaron ayer los gobiernos de la Argentina y de Brasil fue lainclusión en el sistema de administración de comercio bilateral de un grupo deproductos que Brasil intentó quitar del preacuerdo que ya estaba firmado.

Se trata de la maquinaria agrícola, los tractores y chasis de granenvergadura. Durante las últimas semanas los negociadores argentinos, DéboraGiorgi y Horacio Chighizola, advirtieron que no estaban dispuestos a modificarninguno de los puntos que ya estaban pactadas.

Brasil tiene un superávit de US$ 250 millones con la Argentina en esos tresproductos, por lo que quiso excluirlos. Ahora, como no habrá libre comercio enel bloque hasta 2006, Brasil deberá compensar esas exportaciones con másimportaciones desde la Argentina.

Giorgi dijo ayer al terminar la reunión con el embajador brasileño ante elMercosur, José Botafogo Gonçalves, que la resolución del conflicto no era unavictoria para la Argentina, sino "una victoria del Mercosur".

Fue el pedido del gobierno de Uruguay para revisar "un últimodetalle" lo que impidió que fueran los cuatro países del Mercosur los queinicialaran el acuerdo automotor que administrará el comercio de vehículos ypiezas desde el 1º de agosto de 2000 hasta el 31 de diciembre de 2006.

Los uruguayos solicitaron un día mas para decidir si aceptaban la cuota deventas que ofrecieron la Argentina y Brasil, pero mantendrán el actual aranceldel 23% para importar vehículos y del 2% para ingresar autopartes.

De todos modos, aunque Uruguay decidiera hoy no integrarse al acuerdo, elsistema podría comenzar a funcionar con los otros tres países del bloque.Giorgi prefirió no pensar en esa posibilidad y dijo ayer: "Estamostrabajando en un escenario positivo".

Existe un elemento político de presión para el gobierno de Jorge Batlle.Todo está armado para que los presidentes del bloque firmen el acuerdo, parapresentarlo al mundo como el punto central del relanzamiento del Mercosur, conlo que la negativa de Uruguay arruinaría el impacto político de la cumbre.

En tanto, Paraguay decidió ayer sumarse al acuerdo, tras tomar el compromisode realizar un registro de los automotores que circulan en el país y de limitargradualmente la importación de vehículos usados.

Compensación

Apenas finalizó la reunión entre los negociadores de los cuatro países,Giorgi, Chighizola y Botafogo Gonçalves fueron al encuentro del secretario deAgricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Antonio Berhongaray. Lareunión, que continuaba al cierre de esta edición, era para discutir otracuestión espinosa: la integración del azúcar al libre comercio en el Mercosur(ver aparte). La Argentina cobra al azúcar que importa desde Brasil dosaranceles, que suman actualmente un 60% del precio del producto.

Esa medida, tomada por el gobierno de Carlos Menem, apunta a compensar elsubsidio que, según el Gobierno argentino, Brasil otorga a la producción delazúcar. El país vecino quiere que esa medida sea derogada cuanto antes, peroel Gobierno argentino ofrecerá un régimen para reducir gradualmente esearancel hasta que en ci

Temas en esta nota

    Cargando...