Repsol daría aval a Neuquén para tomar crédito a baja tasa

29deJuniode2000a las08:52

Escribe Sergio Dattilo Enviado especial a Madrid

Madrid - «Además del convenio con Repsol- YPF, que es un acuerdo testigo,estamos negociando con otras cuatro petroleras paquetes similares, quegarantizarían un aporte de otros 5.000 millones de dólaresen los próximosquince años para Neuquén.»

Enojado con quienes organizaron la marcha de protesta contra el acuerdo, elgobernador neuquino Jorge Sobisch adelantó más inversiones en áreaspetroleras de su provincia, además de los u$s 8.000 millones (3.500 millones enlos próximos cinco años) que aportará Repsol-YPF.

No es todo: la firma daría un aval a la provincia para la toma de uncrédito de u$s 300 millones -destinado a refinanciar la deuda neuquina- a unatasa menor de 10%, un porcentaje más conveniente que el pautado con el gobiernonacional para igual fin.

El acuerdo

En diálogo con este diario, el mandatario dio detalles del acuerdo, hablódel marco legal en el que se inscribe y adelantó otras gestiones que realizóante grupos españoles para llevar otras inversiones a la provincia.

Periodista: Algunos no sólo cuestionan los aspectos políticos del conveniocon Repsol-YPF, sino también los jurídicos. ¿Es posible prorrogar laconcesión de Loma de la Lata sin una ley nacional de hidrocarburos?

Jorge Sobisch: Sí, claro; se trata de una cuestión de voluntad políticacompartida por el gobierno nacional y el provincial. El Congreso dejó caer haceaños el proyecto de ley de hidrocarburos; entonces, ¿qué hace una provinciapetrolera como nosotros? ¿Se queda a esperar a que alguna vez se dignensancionarla, y mientras tanto se retrasa el desarrollo? No, no es posible; poreso, porque tenemos derecho y el gobierno así lo entiende también, firmamos elacuerdo.

P.: Alfonso Cortina, presidente de Repsol-YPF, y otros altos ejecutivos de lafirma repitieron varias veces que el proyecto de la planta de metanol sólo lohacen porque era un compromiso de las anteriores autoridades de YPF. ¿No tienemiedo de que después se echen atrás?

J.S.: No; el proyecto se ha mejorado buscando dotarlo de una mayorrentabilidad, aunque es cierto que hay mejores negocios...

Pero que se avance en él ratifica la voluntad de fortalecer la seguridadpolítica y jurídica: la primera, porque las actuales autoridades -tanto de laempresa como de la provincia- continúan con lo pactado antes, y la segunda,porque se sigue adelante en las mismas condiciones. Esto es lo contrario a lohecho por el gobierno de Felipe Sapag, que echó de la provincia a la planta defertilizantes que Repsol-Agrium están por inaugurar en Bahía Blanca, y quehabía concretado yo cuando fui gobernador hasta 1995. No sólo se llevaron lainversión y los puestos de trabajo a otra parte, sino que además se losindemnizó con 5 millones de dólares...

P.: Un aspecto que mejoraría lo de la planta es la posibilidad de exportarel gas a Chile a través del tren trasandino. ¿Qué tan cerca está deconcretarse el proyecto?

J.S.: Bueno, de los 1.300 km sólo faltarían hacer 200 km. Hablamos aquícon Renfé, con Dragados y Construcciones, con Ferrovial, y se mostraron muyinteresados. Lógicamente, está todo en pañales. Estamos armando el paqueteoperativo-financiero (intervendría el BBVA), y haría falta una inversión de160 millonesde dólares.

P.: ¿Cómo se instrumentará el crédito por u$s 300 millones que seutilizará para cambiar el perfil de la deuda de Neuquén, y del que Repsol-YPFsería garante?

J.S.: La idea es conseguir ese dinero a no más de 10% anual (así lodetermina la Constitución de la provincia), con el aval de la empresa. Todavíaestamos estudiando los aspectos instrumentales, pero se hará a través delbanco de la provincia y mediante un llamado a licitación para elegir el agentefinanciero. Una de las posibilidades es que Repsol- YPF tome el préstamo y selo transfiera a Neuquén.

Temas en esta nota

    Cargando...