Cardoso avaló el plan económico de De la Rúa

30deJuniode2000a las08:14

El presidente de Brasil visitó a su par de la Argentina, durante casi cincohoras, en la residencia de Olivos y respaldó el ajuste; apuran el ingreso deChile en el Mercosur

El plan económico de Fernando de la Rúa obtuvo ayer un fuerte respaldopolítico de parte de Fernando Henrique Cardoso, que no midió su optimismo paraasegurar, primero al presidente argentino y luego en público, que la Argentinase recuperará en lo inmediato porque "su economía está bienencaminada".

"Tengo mi plena confianza en la recuperación de la economía argentina,como la tengo en la de la brasileña, porque ambas se están recuperando conrapidez", aseveró el presidente de Brasil, en un breve diálogo mantenidocon La Nación en las escalinatas del Museo Nacional de Bellas Artes, dondevisitó la muestra 500 años de Brasil.

-¿El presidente De la Rúa compartió su confianza?

-Sí, totalmente. Coincidimos en que el camino económico es el correcto; yole dije que Brasil quiere que la Argentina salga adelante porque si lo hace esmejor para Brasil, y si a Brasil también le va bien será mejor para laArgentina y, así, será lo mejor para el Mercosur.

El respaldo de Cardoso no es menor: se trató de un aval sincondicionamientos del presidente del país más importante de América del Sur ysocio mayoritario del Mercosur. Y fue más que oportuno: se escuchó justocuando en el Congreso se debatía si se rechazaba o no el ajuste hecho pordecreto presidencial.

También el ajuste fue avalado por Brasil. A solas, durante el almuerzocompartido en la casa de huéspedes de Olivos (un sitio que Carlos Menem jamáshabía utilizado para recibir a sus visitantes), el invitado llegado anteanochedesde Brasilia había respaldado el recorte dispuesto hace un mes.

"Le aseguró a su anfitrión que las medidas derivarán en excelentesresultados", confió un diplomático.

Con el rostro un tanto colorado tras pasar horas al sol en compañía de Dela Rúa, en los jardines de Olivos, el jefe del Estado brasileño se atrevió aadelantar, por sí solo, el acuerdo al que minutos antes había llegado juntocon su par argentino y que, estaba previsto, se divulgaría tan sólo hoy."Acordamos lanzar cuanto antes un e-com, una página Web que se llamaráMerconet", describió.

Y afirmó que los dos presidentes habían reiterado sus intenciones deapresurar el ingreso de Chile en el bloque común como miembro pleno y ya noasociado. "Luego debe propiciarse el mismo status para Bolivia",insistió el presidente brasileño. A su lado, todavía de pie en la puerta delmuseo, el secretario de Cultura y Comunicación, Darío Lopérfido, asentía ensilencio. Y volvió a hacerlo con mayor énfasis cuando Cardoso describió laidea antes sugerida a De la Rúa. "Debe sacarse el Mercosur hacia afuera,abrirlo a nuevos mercados y salir, porque además de productos el bloque estácompuesto por gente", dijo.

En los planes de Cardoso, "la gente" de los seis países del bloquedebería intercambiar ideas con mayor asiduidad, en busca de perfeccionarcualquier proyecto. "Por ejemplo, habría que impulsar investigacionesespaciales: le conté a De la Rúa que en mi país se fabrican vehículoslanzasatélites", se enorgulleció.

Razones y distensión

"Por todo ello -sintetizó- hay miles de razones para relanzar con todaslas fuerzas el Mercosur." Y, en ese sentido, se manifestó confiado en"cerrar cuanto antes el acuerdo automotor", al que Uruguay debedecidir aún si se suma. Para concluir, aseguró: "Entre la Argentina yBrasil ya no hay diferencias".

"El Presidente me dijo que estaba muy contento, que en las casi cincohoras que pasaron juntos en Olivos se mantuvo entre los dos un diálogo muyamistoso; realmente fue un encuentro de amigos", comentó Lopérfido.

Aunque estaba citado

Temas en esta nota

    Cargando...