Machinea prevé un fuerte crecimiento

Por
04deJuliode2000a las08:55

El ministro de Economía dijo que a partir del segundo semestre las tasas deincremento de la actividad rondarán el 4% y admitió que la mejora todavía noes perceptible.

Impulsada por "una fuerte corriente de inversiones" que produciríauna explosión reactivadora en el segundo semestre, la Argentina conseguirácrecer este año "entre un 3 y un 3,5%", según insistió ayer elministro de Economía, José Luis Machinea.

"La economía argentina ya empezó a crecer, lo que no es perceptiblepara todos, porque todavía no lo hizo con el nivel que todosquisiéramos", explicó el funcionario al responder una pregunta de unasistente al Foro Argentina-Unión Europea.

"En el primer trimestre ya crecimos el 0,9% y para el segundo la tasa deexpansión estará en alrededor del 2,5%. De allí en más habrá tasas másparecidas al 4% en el segundo semestre", precisó el ministro.

De esta manera volvió sobre lo que parece ser su principal argumentodiscursivo en los últimos días: la idea de que la economía ya está tomandoimpulso para despegar definitivamente en la segunda parte del año y a un ritmoque pueda entusiasmar mucho más a los agentes económicos que por estos díasse siguen mostrando desalentados.

Machinea adjudicó ese desaliento al retardo que la percepción delcrecimiento tiene en la gente. "En general, tarda en hacer sentir susefectos sobre la gente, básicamente sobre las tasas de desempleo",aceptó.

Postura optimista

Luego, en apoyo de su postura optimista, tomó las afirmaciones del únicopanelista del sector privado en el foro, el presidente del Banco SantanderCentral Hispano, José María Amusátegui, que se había mostrado más queilusionado con las perspectivas de la Argentina en los próximos dos o tresaños. El ministro expresó: "Por lo visto, los inversores ya hanpercibido" la tendencia al crecimiento. Machinea reiteró el valor quetiene la posibilidad de cambiar durante este año "el estado deánimo" y "la sensación de miedo a perder el empleo" que tienela gente.

Tal vez inspirado en este objetivo, terminó su exposición de ayer con unaexhortación "a que arreglemos el pesimismo de hoy con una ola deinversiones".

Minutos antes de que disertara en los salones del hotel Hilton, elfuncionario había afirmado que "no habrá" nuevas reducciones en elgasto público para cumplir con las metas fiscales y que aguarda que laactividad económica mejore su rendimiento en el segundo semestre de 2000.

Por otra parte, el titular del Palacio de Hacienda hizo hincapié en adherira la globalización.

"La Argentina ha hecho una opción, y en esto no hay marcha atrás. Lasdecisiones de este gobierno han estado y estarán, por lo tanto, destinadas aasegurar que nuestra inserción en la globalización sea exitosa",destacó.

Temas en esta nota

    Cargando...