Positivo: hubo menos quiebras en junio

07deJuliode2000a las08:03

Escribe Carlos Burgueño

Los quebrantos, la variable económica que mide la cantidad de empresas yparticulares con problemas de continuidad, se convirtió ayer por primera vez enel año en una buena noticia para el equipo económico. En junio las quiebras yconcursos informados por los Tribunales Comerciales de la Capital Federal, y querepresentan a los del resto del país, experimentaron una sensible baja encuanto a la cantidad de casos. En total se registraron 135 quebrantos el mespasado -entre concursos y quiebras-, lo que implica una caída de 13% frente amayo de este año y de 34% contra junio del ’99. Esta es la diferenciaporcentual más importante en lo que va del 2000, comparando tanto contra el mesinmediato anterior como contra el mismo del ’99.

Además las bajas porcentuales de junio confirman que la tendencia del 2000es sensiblemente inferior a la del ’99. Tomando los primeros cuatro meses deactividad de los tribunales locales (enero no cuenta por ser mes de feria), elnúmero de quebrantos cayó 22%. Aquí tuvo que ver el buen número de junio yaque en la primera parte del año el descenso no era tan marcado.

La mejora además se dio en junio tanto en las quiebras como en losconcursos, ya que hay un menor número de casos en ambos indicadores. Este datoes especialmente positivo ya que la caída de los concursos proveídos puedeindicar que en el futuro la cantidad de quiebras continúe en baja. Esto se debea que generalmente un concurso aceptado por un juez es la génesis para unproceso que puede durar hasta casi seis o siete meses y que puede terminar enuna quiebra.

Sin embargo, hay un aspecto que empaña el dato positivo de junio. Si biencayó la cantidad de casos de quebrantos, el nivel de pasivos se incrementóespecialmente en el caso de los concursos. En total fue 68.142.576 pesos ladeuda declarada por las empresas y particulares con problemas, lo que representael segundo monto más importante del 2000 luego del de febrero pasado, cuandolos pasivos habían trepado a los 153.168.511 pesos. Hay un dato que une lasituación de los dos meses. La cantidad de quebrantos no había sido alta ni enfebrero ni en junio del 2000; sin embargo, pocos casos puntuales impulsaron elnivel de pasivos hacia arriba. En el primer mes de actividad judicial del añola situación de la Obra Social de la Unión Obrera Metalúrgica (con deudas por$ 73 millones) y de las heladerías Massera ($ 57 millones) provocó elincremento del indicador. En junio una media docena de casos mostró unasituación similar a la de febrero. El concurso proveído de la fábrica dechocolates y golosinas Chocolates Bariloche SA mostró un pasivo de 40.096.678millones. Hasta ahora, y teniendo en cuenta el monto de la deuda, este caso seconvierte en el tercero en importancia luego de los de la Obra Social de la UOMy el de Massera. Además, y si no hubiera aparecido en el listado el caso deChocolates Bariloche, junio también podría haberse convertido en el mes conmenor nivel de pasivos del año aunque hayan otras situaciones con deudasimportantes. En junio aparecen también los concursos proveídos de Atomplast(dedicada a la producción de plásticos), con deudas por 3.943.421 pesos; lafinanciera Kolmer, con un pasivo de 1.279.653 pesos, y la gráfica Tecnoimpres,con 3.258.700 pesos. Se destaca la de Liliana Perla Kuperschmit, dedicada a laabogacía y con deudas declaradas por 2.115.131.

Otros casos que aparecen en el listado de junio son los de la promotora StadtBags (concurso proveído con deudas por más de un millón de pesos), laconsignataria de hacienda Carnes del Plata, el frigorífico Danubio, lametalúrgica San Gabriel, la juguetería Pequeño Mundo, la clínica privada SanMarcos y la prestadora de servicios médicos Pan Médica.

Para julio se espera que en general la variable continúe en baja y que seconfirme que la tendencia favorable para los quebrantos se mantiene. Sinembargo, ya se conoce que en

Temas en esta nota

    Cargando...