Consigue el gobierno créditos del exterior por u$s 1.900 millones

10deJuliode2000a las08:17

Escribe Guillermo Laborda

Aprovechando el buen momento de los mercados -los títulos y las accionesacumulan 9 ruedas consecutivas de alza- el gobierno argentino está a punto delanzar un nuevo título de deuda por 1.000 millones de dólares como mínimo. Elplazo del endeudamiento sería de 30 años en una operación que será anunciadaen las próximos 72 horas por el Ministerio de Economía.

La tasa de interés a la que finalmente se coloque este papel será eltermómetro de la confianza que despierta el país entre los inversores delexterior.

Aprovechó Machinea el buen momento en los mercados para obtener créditospor u$s 1.900 millones. Prepara además un nuevo título de deuda para pequeñosahorristas.

Pero lo positivo es que el «Bono Global Argentina 2030», tal como se lodenominará, aparecería tras varios meses en los que el mercado de deuda enEstados Unidos estuvo prácticamente cerrado para el país. «Salvo queGreenspan hable, anticipe una suba de tasas y tire todo por la borda, estasemana podría estar cotizando el título en los mercados», confiaron a AmbitoFinanciero fuentes cercanas a la transacción.

El resultado de las elecciones en México, con el triunfo del conservadorVicente Fox, pero más que ello la aparición de datos que permiten anticiparque Alan Greenspan no impulsará una suba de las tasas en EE.UU. crearon elclima adecuado para el lanzamiento de este superbono. Incluso algunos analistasaseguran que al aproximarse las elecciones en Estados Unidos, el titular de laReserva Federal demorará una suba de tasas para que ello no afecte lasdecisiones de voto. También el aumento de la recaudación de impuestos enArgentina alejó en gran parte la incertidumbre que existía entre la mayoríaoperadores del exterior acerca de si el país iba a poder cumplir o no con lasmetas pactadas con el FMI en el tercer trimestre.

Un detalle adicional es que el gobierno podría esta semana verse beneficiadopor una noticia proveniente desde Washington: el Banco Mundial destrabaría uncrédito por 900 millones de dólares (en conjunto con el Banco Interamericanode Desarrollo) que estaba demorado por una serie de incumplimientos del país,lo que ampliaría el «colchón financiero» de Machinea. Entre losincumplimientos que fueron reemplazados, se encontraba el proyecto de ley deinmunidad del titular del Banco Central y la creación de un fondo de desempleo.

El acceso de Argentina a los mercados se da precisamente cuando Brasiltambién está a punto de colocar un título a largo plazo. En realidad losprincipales países emergentes aprovechan los pocos momentos propicios que huboeste año para conseguir financiamiento en el exterior para cerrar las cuentaspúblicas. En el caso de Argentina, además esta semana se producirá una nuevalicitación de Letras del Tesoro por 500 millones de dólares, y ese montotambién formará parte del financiamiento por adelantado que está tomando elequipo económico.

Pero lo importante es que ese «colchón» que están armando es cada vezamplio: hasta el momento ya tenían asegurados dos tercios de las necesidades definanciamiento del año. Con los 2.400 millones de dólares que sumaría estasemana (1.000 millones del superbono, 900 millones del Banco Mundial y 500millones de las Letras) Argentina por adelantado ya tendría prácticamenteasegurado todo lo que necesita para cerrar las cuentas de este año. Estefenómeno no se daba desde julio de 1998 cuando comenzó la crisis en losmercados asiáticos que cerró los mercados para los países emergentes y borrólas chances de conseguir financiamiento por adelantado en el exterior.

Trascendió que más a mediano plazo, el equipo de la Secretaría de Finanzasque encabezan Daniel Marx y Julio Dreizzen trabaja en un proyecto para que elpúblico local pueda invertir en títulos públicos, como antes lo hacía conlos BONEX o con los VNA (Valores Nacionales

Temas en esta nota

    Cargando...