Otra modalidad de negocios en Miami para argentinos que buscan invertir

10deJuliode2000a las08:58

Un cambio de la legislación vigente promueve la construcción de edificiosdestinados a la renta

Los argentinos que buscan oportunidades de negocios están encontrando unnuevo paraíso en el sector inmobiliario de Miami, bajo una modalidad denominadarental program.

Históricamente, los turistas que llegan a la Florida se han alojado enhoteles, pero desde que el gobierno local y las principales firmas del Estadoacordaron impulsar la construcción de edificios sin restricción de renta,existe la posibilidad, cada vez más difundida, de alquilar inmuebles por díaso por semanas. Y es esto lo que está seduciendo a los inversores, que huyen dela recesión local.

Hasta hace un año, el alquiler mensual de una pequeña propiedad en Miamipermitía obtener una renta mensual de US$1500, promedio. Ahora, con turistasque pagan entre 150 y 170 dólares diarios, los ingresos se triplican -y más-,porque la ocupación orilla el 90 por ciento.

El argentino Silvio Sulichin, presidente de la inmobiliaria Ocean Brick, queopera en Miami desde hace cuatro años, es uno de los que confirman latendencia: "Es cierto _dice_. Cada vez llega más gente desde Buenos Airesbuscando departamentos de 2 y 3 ambientes, por los que se pagan entre 150.000 y200.000 dólares. Y ninguno tiene interés en habitarlos. Todos compran paraalquilar", explica. Sulichin, por un lado, y los hermanos Walter y EdgardoDe Fortuna, por el otro, son las principales referencias para los compatriotasque buscan negocios inmobiliarios en la Florida.

Los De Fortuna, por antigüedad y contactos, son los que movilizan el mayornúmero de transacciones, pero Open Brick, la inmobiliaria de Sulichin, halogrado consolidarse en North Miami, especialmente en las áreas de Sunny Isles,Golden Beach y Bal Harbour. Allí, los emprendimientos edilicios que están enmarcha involucran inversiones por más de 2000 millones de dólares para lospróximos cuatro años.

La modalidad se alimenta exclusivamente de capitales latinos y los argentinosno son los únicos que apuestan fichas al desarrollo de la industria turísticaen la tierra de los shoppings y las playas:mexicanos, brasileños y colombianostampoco se quedan atrás, según advierten en la redacción del diario MiamiHerald.

Lo más curioso de todo es que no hace falta tener US$200.000 en el bolsillopara convertirse en protagonista del fenómeno. Basta con disponer del 30%de esemonto y las entidades financieras se encargan del resto. "Los bancos estánofreciendo créditos a sola firma, con una tasa del 9%anual y 30 años degracia", afirma en Buenos Aires el agente inmobiliario Armando Pepe. Loúnico que se requiere es hipotecar la propiedad adquirida, en favor delprestamista.

Pepe sostiene que la modalidad de construir departamentos de dos y tresambientes, mayoritariamente sobre las avenidas Brickell y Collins, se inicióhace dos años. El empresario, como contrapartida, impulsa un proyecto para quelos argentinos residentes en el exterior puedan adquirir propiedades en nuestropaís, con tasas blandas.

Otra cara de este boom son los intermediarios, que han comenzado a proliferaren Buenos Aires. Su trabajo consiste en viajar a la Florida con los interesados,llevarlos a recorrer propiedades y, finalmente, presentarlos a las entidadesbancarias dispuestas a financiar sus compras. A tanto llegan las cosas que hastase realizan seminarios y conferencias para que los interesados conozcan aldetalle todos los aspectos legales e hipotecarios de la operatoria. La firmaInternational Real State Group, con oficinas en Buenos Aires, por ejemplo,realizó en Miami, la semana última, una reunión denominada USAReal StateWorkShop, con la asistencia de numerosos argentinos que viajaron especialmentepara asistir a citas privadas y conferencias especializadas. La firma tambiénofrece propiedades de mayor valor en Fort Lauderdale, Naples y Aventura.

Temas en esta nota

    Cargando...