Serán más baratos los préstamos personales

14deJuliode2000a las08:10

Las tasas bajarían del 34% al 20% anual; buscan impulsar el consumo

La medida se tomará por un decreto de necesidad y urgencia

Las entidades financieras entonces podrán descontar los créditosdirectamente de los salarios

El Gobierno decidió la desregulación del mercado de los préstamospersonales, lo que permitirá que los bancos puedan competir libremente con lasmutuales. La medida tiene como principal objetivo impulsar el consumo masivo,que aún permanece sin reactivarse.

La desregulación significará una caída de las tasas de interés promediode los créditos personales del 34% al 20 % anual, según dijo ayer a La Naciónuna fuente del Ministerio de Economía. La medida se tomará por medio de undecreto de necesidad y urgencia, que permitirá a las entidades financieras darcréditos a los trabajadores en relación de dependencia y descontarles la cuotade sus recibos de sueldo (código de descuento).

Esta iniciativa representa un profundo cambio en el segmento de los créditospara el consumo mediante ese mecanismo de devolución, ya que hasta hoy sólo lopueden utilizar las asociaciones mutuales, cooperativas y bancos oficiales.

Hay dos millones de jubilados y trabajadores en relación de dependecia delsector público y privado que toman créditos en mutuales registradas por 3200millones de pesos anuales. En el segmento de la banca informal -dan créditossin ser entidades financieras- se mueven por año 27.000 millones de pesos.Allí se pagan tasas de interés que varían entre 60 % y 120 % por año.

El decreto será elevado al Presidente en los próximos días.

Desregulan el mercado de los préstamos personales

La iniciativa se concretará en los próximos días con un decreto denecesidad y urgencia

Las entidades financieras podrán descontar de los sueldos las cuotas de loscréditos

Se espera que las tasas de interés bajen entre 10 y 15 puntos, hasta unnivel del 20% anual

El Gobierno desregulará el mercado de los préstamos personales parapermitir que los bancos privados puedan competir libremente con cooperativas ymutuales en la oferta de créditos para el consumo.

La medida habilitará a las entidades financieras a otorgar créditos a lostrabajadores en relación de dependencia y descontarles directamente las cuotasde sus salarios, por medio del llamado código de descuento. Hoy sólo puedenhacerlo las mutuales, las cooperativas de consumo y los bancos oficiales.

Dos millones de personas por año utilizan el mercado de los préstamospersonales y de consumo que otorgan las mutuales. Los usuarios son empleados delsector público y privado o jubilados, según el Instituto Nacional de AcciónCooperativa y Mutual (Inacym).

El Gobierno espera que esta medida, que se tomará mediante un decreto denecesidad y urgencia, provoque una reducción de entre 10 y 15 puntos en la tasapromedio de los préstamos personales que otorgan las entidades financieras.

Así, de cumplirse ese pronóstico, la tasa anual promedio que actualmentecobran los bancos por los préstamos personales caería del 34 al 20 por ciento.

Una de las razones que provocarán la reducción de la tasa es laintroducción de mayor competencia y la posibilidad de que los bancos puedanutilizar los salarios de los trabajadores en relación de dependencia comogarantía de los créditos, dijo una fuente de Economía.

Impulso al consumo

Con esa drástica baja del costo del dinero se busca dar un fuerte impulso alconsumo, uno de los tres elementos clave de la reactivación de la economía,que por el momento no logra remontar vuelo después de la profunda recesióniniciada en julio de 1998.

"Será como cuando en marzo se redujeron las tasas de los créditoshipotecarios: de un día para otro, de no recibir un solo llamado los bancospasaron a atender miles de consultas por préstamos", comentó a La Naciónun funci

Temas en esta nota

    Cargando...