Confirma Chile que se demoraría hasta 2005 su ingreso al Mercosur

28deJuliode2000a las08:05

Luego de muchas declaraciones diplomáticas de todo tipo, lentamente se vaaclarando cuál es la verdadera situación de Chile y el Mercosur. Para que sedé el ingreso chileno deberán cumplirse dos condiciones. Primero, que se lerespete a ese país tener aranceles diferenciales. Segundo, que el compromiso decoordinar políticas macroeconómicas se concrete y que haya un cronograma y unmonitoreo permanente para su cumplimiento.

Aparentemente, los actuales socios del bloque aceptarían ambos pedidos, loque posibilitaría que Chile ingrese al bloque comercial. Pero no sería comosocio pleno sino «de una manera no tradicional». Todas estas definiciones lasdio ayer a Ambito Financiero Osvaldo Rosales, director de la cancillería deChile, la persona que tiene a su cargo el peso de negociar las condiciones delingreso de su país al Mercosur. Según Rosales, la fecha posible para elingreso será el 2005.

El funcionario asegura que ya hay un compromiso para que se le respeten aChile sus propios aranceles, mucho más bajos que los del Mercosur. Además,para que se cumplan las promesas (fundamentalmente brasileñas) de coordinaciónde variables macroeconómicas, un organismo institucional controlará lofirmado. Este punto es un cambio radical dentro del bloque.

Hasta ahora ni la Argentina ni Brasil habían aceptado que organismossupranacionales controlen lo firmado, un mecanismo normal en Europa (dondeincluso existe hasta un Parlamento con poder por sobre las nacionesparticulares). Si se concreta la creación de este organismo de monitoreo, elMercosur podría dar un paso fundamental en seriedad. Las principalesdeclaraciones de Osvaldo Rosales a este diario fueron las siguientes:

Periodista: ¿Cuál es exactamente la posición chilena dentro del Mercosur?

Osvaldo Rosales: Queremos y sentimos ser parte integrante del Mercosur.Durante la cumbre de jefes de Estado de Buenos Aires y luego de la visita deRicardo Lagos a Brasil quedó en claro que se avanzará en cuatro compromisosdentro del bloque y que si se cumplen, Chile será socio del Mercosur.

P.: ¿Cuáles son esos puntos?

O.R.: 1) Establecer metas de convergencia macroeconómicas, financieras,bancarias y bursátiles. 2) Respetar la tendencia del bloque a laliberalización del comercio dentro y fuera del Mercosur. 3) Reforzar losmecanismos para la resolución institucional de las controversias. 4) Tenerdisposición a eliminar los subsidios intra-Mercosur, las políticas para atraerinversiones y la eliminación de las políticas cruzadas antidumping.

P.: Todos esos puntos se plantearon infinidad de veces en la historia delbloque. ¿Por qué ahora podrían lograrse?

O.R.: En las últimas reuniones de Buenos Aires y Brasilia quedó claro quela intención, tanto de Fernando de la Rúa como de Fernando Henrique Cardoso,Luis González Macchi y Jorge Batlle, era cumplir con los cuatro puntos.

Además, los cuatro presidentes comprendieron también que mientras no hayaconvergencia arancelaria plena, Chile mantendrá su autonomía comercial yseguirá conversando con los Estados Unidos, México y la Unión Europea.

P.: No es por ser pesimista, pero desde hace dos años se vienen haciendopromesas de coordinar variables económicas entre los socios sin que se veanresultados...

O.R.: Repito, porque ahora hay voluntad política. Pero si eso no alcanza, senegoció que habrá mecanismos de monitoreo de cumplimiento de las metasfirmadas.

P.: ¿Qué pasa si nuevamente Brasil, u otro país, devalúa y toda la buenavoluntad de cumplir metas se evapora?

O.R.: Ojalá que nunca más suceda algo como en enero del ’99 (devaluacióndel real) y que esas nubes nunca más vuelvan. Pero seguramente si eso ocurrehabrá que redefinir lo firmado anteriormente. Pero el hecho de estar negociandocon los ministros de Economía y los presidentes de los bancos centrales le daseriedad al tema. Por eso

Temas en esta nota

    Cargando...