Preparan Presupuesto 2001 con más recortes: sumarán $ 1.000 millones

Por
04deAgostode2000a las08:13

Escribe Guillermo Laborda

El gobierno prepara otro fuerte recorte de alrededor de $ 1.000 millones enel gasto primario dentro del proyecto de Presupuesto 2001 a presentar ensetiembre. Está decidido el gobierno de hacer todos los sacrificios que llevena un gradual equilibrio fiscal, aunque por lo pronto, en el próximo año, esossacrificios vuelvan a ser elevados para ciertas áreas, toquen intereses ycoincidan con un año electoral.

Trascendió que la expectativa oficial es que el crecimiento de la economíaargentina podría ubicarse en torno a 3-3.5%, con una inflación de 1% en el2001. Y en base a estos números se hicieron los demás cálculos en el Palaciode Hacienda. Pero así como este año Machinea culpó a la «herencia» recibidacomo responsable del recorte e impuestazo, ahora surgen los siguientes elementosque hacen indispensables las nuevas podas en las cuentas públicas:

&127 El déficit fiscal debe bajar de 4.700 millones a 2.800 millones depesos para cumplir con el Fondo y la Ley de Responsabilidad Fiscal.

&127 Hay 1.600 millones de dólares adicionales en el pago de interesesde la deuda.

&127 Está ya comprometido que se eliminarán los impuestos de emergenciacomo el de Altas Rentas, que este año alcanzó a los que ganan más de $120.000 al año.

Desde el Palacio de Hacienda centran el núcleo del «sacrificio» en lasobras públicas. Y tienen justificativos que los avalan. Es que al ponerse enpráctica el Plan de Infraestructura este año, aprobación del Congresomediante, serán los privados que comiencen a ejecutar las obras. Recién en unpar de años y cuando estén terminadas, el Estado les empezará a pagar uncanon por las mismas durante un plazo que llega como máximo a 20 años. Paragarantizar ese canon, hay que recordar que se ponen como garantía los ingresospor el impuesto a los Combustibles.

Traducido a los números del Presupuesto, significa que las obras las dejaráde ejecutar el Estado, (no habrá partidas ahora) y recién en el 2002-2003deberá salir el dinero de las arcas estatales bajo la forma de canon a pagar alos privados por las obras realizadas y la manutención de las mismas. Figuraráentonces en los presupuestos de esos años.

Por lo pronto, entonces, ahora deben desaparecer gran parte de las partidasde obra pública. Estiman en Economía que ello permitirá bajar 500 millones elgasto del 2001.

Previsiblemente, Nicolás Gallo es quien está contra esta rebaja. Es que elministro de Infraestructura pretende sumar a la obra que privados harán el añopróximo por orden del Estado, nuevas obras que sí haga el Estado directamente.En síntesis: duplicar todo y gastar ya lo que de por sí se comprometió elEstado a gastar en el 2002.

Quedan 500 millones por reducir para cerrar las cuentas. La rebaja desalarios públicos, que este año tuvo un impacto en siete meses, el añopróximo tendrá un efecto pleno. Por más que la promesa al momento del recortehaya sido que es «transitoria», la baja de sueldos quedará por varios añosmás. No tienen forma de revertirla en el gobierno. Significa para el Tesoro elaño próximo un ahorro de $ 400 millones. Lo que está aún en discusión es dedónde surgen 100 millones adicionales para llegar a los 1.000 millonesrequeridos, como mínimo, para presentar un proyecto algo creíble. Del lado delos ingresos mantienen una postura: ni siquiera se debe insinuar un aumento dealícuotas o nuevos impuestos. Sí estiman que recaudarán 2.500 millones másque este año con una cierta dosis de optimismo. Con el recorte de $ 1.000millones, más 2.500 millones de recaudación adicional, esperan paliar lasmayores exigencias de un 2001 mucho más exigente en lo fiscal que este año. Ycon una elección clave en el medio.

 

Temas en esta nota

    Cargando...