Brasil vuelve a crecer y beneficia a la Argentina

14deAgostode2000a las08:07

La economía brasileña crece más de lo esperado, y mejora sus niveles deconsumo y empleo · Eso impulsa las exportaciones argentinas, sobre todo depetróleo, cereales y automotores

ELEONORA GOSMAN. San Pablo. Corresponsal.

Brasil crece a un ritmo que nadie esperaba. Hasta los más conservadorestuvieron que revisar —hacia arriba— sus previsiones sobre el crecimientoeconómico para los próximos dos años. Y eso ya se siente en la vidacotidiana: aumentó el consumo de heladeras, cocinas a gas, muebles y ropa. Ytambién hay más demanda de bienes intermedios. Lo confirman datos objetivos:un aumento del PBI brasileño de 3,8%, en el primer semestre del año, y unasuba de la actividad industrial de 5%.

Como socio favorito del Brasil, ante la Argentina se despliega un escenariomás optimista. Se empieza a ver la punta del iceberg: aumentaron lasexportaciones argentinas de cereales, petróleo, autos y partes.

Pero esto que se presenta como una buena oportunidad, puede significar muypoco si la Argentina no responde con un aumento de su producción, sucompetitividad y una mejora en la tecnología de comercialización en elexterior.

Hay un dato objetivo a favor de Argentina: entre enero y junio últimos elpaís le vendió a Brasil más de lo que le compró: 300 millones de dólares dediferencia . Con el Mercosur, sacó una ventaja de 605 millones de dólares, ycon Chile, de 929 millones. A pesar de tener una economía menor que labrasileña y encima en recesión, la Argentina obtuvo mejores notas en términosde comercio global: consiguió un saldo positivo con el exterior de 896 millonesde dólares, mientras que los brasileños lograron un superávit de 813 millonesde dólares.

Hay una deducción lógica del débil desempeño exportador brasileño. Comoseñaló el economista Guido Mántega, "al crecer la demanda internabrasileña, la producción nacional se desvía naturalmente hacia el interior denuestro mercado. Cae el interés por exportar y aumenta la necesidad deimportar". Así, lo que es una preocupación del gobierno de Cardoso,aparece como una luz al final del túnel para el ministro Machinea.

¿Qué deberá comprar Brasil en el exterior? Los expertos coinciden en lasrespuestas. Según un informe de la Confederación Nacional de la Industria(CNI), el máximo órgano patronal brasileño, "habrá un aumento deimportaciones textiles, automóviles y material de transporte en general,equipamiento eléctrico, insumos para la industria farmacéutica ytextiles". Carlos Kawall, jefe del Departamento de Economía del Citibankagrega otros rubros: acero y petroquímicos. Claro que hay un interésespecífico de sectores del gobierno brasileño de facilitar inversionesprecisamente en esos sectores donde la capacidad de producción puederápidamente llegar al límite. Hay casi US$ 1.000 millones en créditos delBanco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) que seránderivados a esos sectores.

En Argentina, sin embargo, la mira está puesta en otro lado. ¿La economíabrasileña crecerá también por un aumento del consumo familiar?. El informe dela CNI es claro. Sus economistas, liderados por Flavio Castelo Brando, dicen:"Se observa una recuperación clara de la demanda de consumo familiar, quese basa en un aumento consistente del nivel de empleo y de una mejora en lasrentas personales".

Los bancos extranjeros tuvieron que revisar sus proyecciones de crecimientode la economía brasileña para los próximos dos años. Ahora, estiman quehasta el 2003 hay un piso asegurado de 4% y un techo estimado en 6%.

Los brasileños tienen una frase para ilustrar los buenos tiempos: "Lucecomo cielo de brigadier", en referencia a un cielo sin nubes en elhorizonte, para el comandante de aeronaves. El refrán, sin embargo, no seadapta exactamente a la situación actual. Hay un hecho que puede desequilibrarla balanza: en julio, hubo una inflación de 1,6%

Temas en esta nota

    Cargando...