Encuentro reservado para tranquilizar al FMI

17deAgostode2000a las09:15

El ministro le dijo a Stanley Fischer que las iniciativas para crecer nocomplicarán las cuentas públicas.

En tres horas hablaron de crecimiento, empleo y de un crédito de rápidodesembolso

ANA BARON. Corresponsal en EE.UU.

Los proyectos que tiene el Gobierno argentino para estimular el crecimiento ydisminuir el índice de desempleo, sin complicar las cuentas públicas, fueronlos temas principales de la reunión que el ministro de Economía, José LuisMachinea, tuvo ayer con el número dos del Fondo Monetario Internacional,Stanley Fischer, en Washington.

Pese a que la escala en Washington no estaba en la agenda oficial, Machineadesembarcó en la capital estadounidense para entrevistarse en un encuentroreservado con Fischer, antes de partir hacia un pequeño poblado en medio de lasRocallosas (Big Sky, en Montana) a participar de un foro internacional, en elque también estará presente el funcionario del FMI.

Según un comunicado difundido anoche por el Palacio de Hacienda, Machinea lecomunicó a Fischer que "la política de contención del gasto público,con severa administración, ha permitido mantener la situación (fiscal) enlínea con el programa presupuestario anunciado, aun cuando los recursos hanevolucionado por debajo de lo originalmente proyectado".

Esa fue la versión oficial, que llega después que Machinea ocultó estareunión en reiteradas oportunidades. Pero una fuente le dijo a Clarín queMachinea y Fischer también discutieron sobre la posibilidad de que la Argentinaaccediera con más facilidad a la línea de créditos de contingencia, llamadaLCC, que tiene el Fondo. Se trata de un instrumento financiero que fue aprobadopor el FMI en 1999 pero que hasta ahora ningún país ha podido aprovechar,porque es demasiado cara y porque requiere del cumplimiento de muchos requisitosque complican su acceso y le quitan atractivo.

Un vocero del Fondo dijo a Clarín que la preocupación principal conrespecto a la Argentina sigue girando sobre el crecimiento económico y eldesempleo. "Durante la reunión que Machinea tuvo con Fischer discutieronlas iniciativas del Gobierno argentino para estimular el crecimiento", dijoel vocero.

"Discutieron sobre el Fondo de Infraestructura, el Plan de Viviendas, lareforma de las obras sociales, la desregulación del sector telecomunicaciones,el nuevo pacto fiscal etcétera." Según el vocero, durante la reuniónMachinea y Fischer no discutieron sobre las metas fiscales acordadas con elFondo, "porque en ese terreno no hay ningún problema". Y dijo que lareunión debería haberse hecho en Montana, donde ambos funcionarios estáninvitados a una conferencia del Instituto Aspen, pero que Machinea quisoadelantarse, pidiendo un encuentro reservado en Washington.

Fischer aceptó. Y de ese modo ayer se vieron por la mañana y luegoalmorzaron en el Fondo, lo cual indica que estuvieron juntos durante al menosunas tres horas.

El vocero dijo que la línea de crédito de contingencia no había sidodiscutida entre ellos. Sin embargo, una fuente dijo a Clarín que la Argentinaquiere que el Fondo facilite el acceso a esa línea como un mecanismo paragarantizar el financiamiento hasta que llegue el crecimiento de la economía, ycon ello tranquilizar a los inversores extranjeros. Y que eso fue exactamente loque Machinea le dijo a Fischer.

De hecho, Machinea está interesado en esa línea de crédito desde queasumió el Ministerio de Economía y hace menos de un mes estuvo en Washingtonsu subsecretario de Finanzas, Daniel Marx, y trató este tema con Tim Geithner,el número dos del Tesoro de Estados Unidos.

En aquel momento Marx explicó a Clarín que la LCC por US$ 7.000 millonesque tiene aprobada la Argentina era medio punto anual más cara que los demáscréditos. "Nosotros queremos que sea más barata y que sirva para unacontingencia, con desembolso automático." La LCC fue aprobada por el FMIen 1999 "como medida de

Temas en esta nota

    Cargando...