Negocian con el Fondo un respaldo especial

18deAgostode2000a las08:45

Es una línea de crédito que existe pero que nunca fue usada · Se activa sihay una crisis internacional que afecte al país · Machinea la quiere paraproteger la convertibilidad

Por SILVIA NAISHTAT. Enviada especial EN MONTANA, EE.UU.

Esta es una semana agitada para José Luis Machinea. El martes partió aWashington para negociar con el FMI. Luego de dos horas con el número dos delorganismo, Stanley Fischer, emprendió el viaje hasta aquí, el pueblomontañoso Big Sky, para participar de un encuentro de financistas de altonivel, acompañado por el jefe de la SIDE, Fernando de Santibañes.

El ministro llegó ayer. En una entrevista con Clarín, describió lo quetiene entre manos con el FMI. "Argentina está siendo muy activa paraobtener una línea de cré-

dito especial del FMI que funcione como mecanismo de defensa en caso deproblemas. Es un crédito disponible para los países que estén en regla con elFMI pero que puedan ser afectados por crisis desatadas en otros países. Es unalínea para evitar el efecto contagio. Si todo marcha bien se aprobaría enmarzo de 2001. Si hay una situación de contagio esa línea se desembolsaautomáticamente. Lo que estamos pidiendo es que la tasa sea más barata".

Esta línea de crédito contingente, pese a que fue aprobada por el FMI enabril de 1999 no fue utilizada por ningún país. El monto al que se podríaacceder es entre 300 y 500% de la cuota de dinero que cada país tiene asignadaen el FMI.

En el caso de Argentina, con una cuota de 2.900 millones, el país podríadisponer de entre 6.600 millones y 11.000 millones. La estrategia de Economíaconsistiría en mostrar a los mercados que cuenta con semejante colchón dedinero para defender la convertibilidad. Y con esa señal tan fuerte lograr quevengan más inversiones.

Machinea dio un indicio de por qué busca ese crédito: "Hay máspresión de los mercados que presión política".

—¿Por qué presionan los mercados?

—Primero pensaron que no íbamos a poner las cuentas en orden. Lo estamoshaciendo. Hoy no hay problemas porque no hay desvíos en las metas. Despuéspensaron que no íbamos a hacer reformas: sacamos la reforma laboral, terminamoscon una promoción fiscal extorsiva y está lista la desregulación entelefonía. Creo que los analistas del mercado no están acostumbrados a unsistema como la convertibilidad que tienen muy pocos países en el mundo. Ellosestán más familiarizados con un tipo de cambio más flexible. Pero nosotros novamos a cambiar de política.

Durante la entrevista Machinea dijo: "Si hubiera 20.000 millones dedólares disponibles para el país, me anoto y los pido: la vida sería másfácil. El problema es que no existen los 20.000 millones, porque esos paquetes—como ocurrió con México en 1994, Corea en 1998 y Brasil en 1999, donde hubodevaluaciones— son para países que están volando por los aires, en medio deuna crisis profunda. Nadie tiene la sensación de que Argentina está en crisisy de que necesite un paquete para salir. Como Argentina no está en esasituación, tampoco está la plata para eso".

—¿Cuál fue el clima en la reunión que mantuvo con Stanley Fischer?

—La relación con el FMI es muy buena. A medida que se confirmó lo quehicimos se generó un ambiente de más confianza. No hay posibilidad de que secaiga el acuerdo con el FMI por las metas. Argentina ha tenido una conductafiscal dura, sostenida, y en materia de gastos está por debajo de lo acordadocon el FMI. Los ingresos no vinieron como se esperaba. El nivel de actividadcreció menos de lo esperado, pues hubo deflación de precios. Incluso eldéficit de las cuentas públicas estará por debajo de lo acordado con el FMI.

—Pero Argentina tiene problemas de financiamiento...

—Como otros países. Argentina tiene que ir a los mercados todos los años.Pero tiene una deuda con un plazo bastante raz

Temas en esta nota

    Cargando...