Tientan a ahorristas de plazo fijo a comprar bonos públicos

Por
29deAgostode2000a las09:00

Mañana el ministro José Luis Machinea lanzará el programa Ahorre en elPaís, ideado por el secretario de Finanzas, Daniel Marx, mediante el cualintentará inducir a que los pequeños y medianos ahorristas, sobre todo deplazo fijo, se vuelquen a alternativas más rentables, como los bonos públicos.

Por medio de una sostenida campaña de difusión y el lanzamiento de un«site» en Internet, el Palacio de Hacienda apunta a captar el interés de lospequeños inversores para que canalicen sus ahorros en las próximas emisionesde bonos del Tesoro (BONTES).

Una intensa acción de marketing, que además educará a los ahorristas ennuevas alternativas fuera del plazo fijo, será la herramienta utilizada por lagente de Financiamiento de Julio Dreizzen para colocar los BONTES -del ProgramaFinanciero 2000- de acá a noviembre.

Los BONTES son bonos emitidos por el Tesoro nacional, nominados en dólares,pagan renta semestralmente y el capital se recupera al vencimiento. Hoy losrendimientos que ofrecen las últimas emisiones de BONTES 2003 y 2005 se ubicanen 12,2% y 12,84% anual respectivamente.

Las emisiones apuntan en principio a todo el espectro de inversores pequeñosy medianos, ya que el mínimo para participar es de 1.000 dólares hasta llegara los 100.000 para el tramo minorista. La campaña de difusión comenzaráexplicando qué es un BONTE, cómo se opera en el mercado local, recalcando elhecho de su disponibilidad (liquidez) mediante la alternativa decomercialización en el mercado secundario.

«Convencer a un ahorrista de plazo fijo que renueva mensualmente sucolocación de que se pase a un bono público de 3 a 5 años me genera dudas»,opinó el economista Aldo Abram.

«Evidentemente, es bastante difícil que un inversor pequeño con un plazofijo, a un mes o a dos meses, cambie por un bono a mediano plazo por más que elretorno supere 10% anual.»

Estos inversores priorizan la liquidez y el bajo nivel de riesgo que estascolocaciones implican en momentos de crisis, explica Abram director de EXANTE.

Por su parte, Dick Schefer, consultor y economista del CEMA, la consideróuna buena iniciativa y destacó que «al inversor mediano que compró bonosargentinos y los mantuvo no le fue nada mal». Acerca de si estos bonos eranpara un perfil de inversor «Doña Rosa», Schefer dijo: «¿Por qué no?,existe gente con un horizonte de inversión de largo plazo a la que ahorrar enestos instrumentos puede serle útil y rentable».

El profesor del CEMA recordó que los bonos tienen un lugar en la cartera dela gente, por lo que no hay que prejuzgar.

Abram coincidió en que puede haber un segmento de inversores, sobre todograndes, que buscan alternativas para fortalecer su futura jubilación o bientener mayores rentas futuras, interesados en estas alternativas de inversiónmás allá del plazo fijo.

Temas en esta nota

    Cargando...