El Gobierno extendió hasta 2005 la protección al sector azucarero

Por
04deSeptiembrede2000a las09:27

Se seguirán aplicando aranceles para el azúcar de origen brasileño

La medida se conoció ayer mediante una resolución del Ministerio deEconomía

Crece la tensión en el Mercosur

La decisión busca evitar la sanción de una ley

El Gobierno prorrogó ayer por cinco años la vigencia del decreto que, desde1992, protege a la industria azucarera nacional y restringe -mediante altosaranceles- el ingreso de azúcar desde Brasil y otros países.

En virtud de una resolución del Ministerio de Economía, se estableció ayerque el decreto 797, que contempla aranceles para la importación de azúcar depaíses con subsidios y vencía a fines de este año, tendrá vigor hasta el 31de diciembre de 2005.

Desde hace ocho años, como consecuencia de los subsidios que otorga Brasil asu producción azucarera, la Argentina aplica un arancel de alrededor del 23% aese bien que ingresa desde ese país.

Se trata de un sector que, junto con el automotor, ha generado tensión enlos últimos tiempos a ambos lados de la frontera.

En el noroeste argentino, donde existen 150.000 hectáreas dedicadas a esecultivo, la industria azucarera genera 50.000 puestos de trabajo directos yotros 250.000 indirectos.

La resolución de Economía busca reemplazar una ley aprobada hace diez díaspor el Congreso, que extendía el plazo del arancelamiento por tiempoindeterminado. Sin embargo, el Gobierno consideró que se trataba de una"ley anti-Mercosur", y decidió así emitir la resolución paraintentar que no entre en vigor.

De todos modos, la amenaza de conflicto en el mercado común sigue firme.Hace unos días, el embajador brasileño para el Mercosur, José BotafogoGonçalves, afirmó a La Nación que estaba preocupado por que la cuestióndesatara una guerra de medidas proteccionistas entre ambas naciones. Botafogo,que acababa de enterarse de la ley sancionada por el Congreso, agregó queBrasil no permanecerá de brazos cruzados si se insistía con medidas derestricción. "Si la Argentina dice que será así con el azúcar, vamos atener que reaccionar. Esa decisión atañe al Mercosur", dijo.

De esta manera, se podrían esperar del Congreso brasileño normas que trabenel ingreso de productos argentinos a ese país, como trigo o productosazucarados.

En 1999, las exportaciones de trigo nacional a Brasil sumaron 800 millones dedólares, y las de los productos azucarados, alrededor de 100 millones dedólares.

Ayer por la tarde, una alta fuente del Ministerio de Economía manifestó aLa Nación: "Los brasileños querían que, como mucho, la protección seextendiera hasta diciembre del año próximo. Ahora será hasta 2005, y se van aquejar de que es demasiado tiempo. Pero la situación del azúcar argentino esmuy complicada, porque viene de crisis en crisis".

"Los incentivos que dan ellos pueden entrar en la categoría desubsidios, pero en la Argentina el sector tendrá que hacer una reconversiónproductiva hasta que queden los más eficientes. Está claro que la protecciónque tiene hoy el azúcar es excesiva, porque, más allá de los aranceles, enmateria de costos llega a alrededor del 70 por ciento", dijo el vocero.

La fuente agregó que el Gobierno mantuvo reuniones con varios diputados dela Alianza por Tucumán y con grupos de productores representados. "Haydiputados que son productores y algo se habló del tema cuando fuimos paraallá, el 9 de julio último, con el Presidente. Ellos pedían que laprotección se extendiera por tiempo indeterminado, y nosotros decíamos que elMercosur establecía que había que ir eliminándola. Por eso, les dimos a losproductores el mensaje de que no había que insistir en la ley", sostuvo.Respecto de las reacciones brasileñas, agregó: "No es que hayaagresividad entre los socios. Las declaraciones fuertes son parte de lanegociación".

Temas en esta nota

    Cargando...