Presiona el Brasil para negociar por el azúcar

Por
06deSeptiembrede2000a las08:57

La Argentina oficializó ayer la prórroga por cinco años de la proteccióna los productores azucareros locales al publicar en el Boletín Oficial ladecisión de imponer «derechos de importación de 20%» a los embarques de estecommodity tanto para países del Mercosur (específicamente Brasil) como defuera del bloque.

Paralelamente, y teniendo en cuenta la publicación del decreto, Brasilllamó al gobierno argentino a «negociar abiertamente» para llegar a unacuerdo para integrar el azúcar en los acuerdos de libre comercio antes deenero de 2001. Específicamente, Fernando Henrique Cardoso quiere que durante lacumbre de presidentes del Mercosur de la primera semana de diciembre próximo enFlorianópolis la Argentina y Brasil acuerden este tema, posibilidad que hoy seve difícil.

La Argentina hizo pública ayer en el Boletín Oficial la Resolución 743 del2000 firmada por José Luis Machinea, por la cual se prorroga hasta el 31 dediciembre de 2005 el Decreto 797 de 1992, estableciendo un «derecho deimportación de 20 por ciento» para el azúcar intra y extrazona.

Precio guía

El texto de la medida firmada por el Ministerio de Economía establece laampliación de los parámetros para determinar el precio guía base del azúcar,el cual se toma para fijar los derechos de importación.

A partir del primer día del año próximo, el cálculo se hará partiendodel promedio mensual de los ocho últimos años del precio del azúcar blanco enLondres (Reino Unido e Irlanda del Norte). También se menciona en losconsiderandos que dentro del Mercosur se están llevando a cabo negociaciones enel Grupo Ad-Hoc del Azúcar para «establecer un régimen común que contemplelas asimetrías entre las políticas nacionales del sector azucarero».

Buena acogida

En respuesta a la prórroga del arancel, el gobierno brasileño pidió elinicio de negociaciones con la Argentina con el objeto de incluir el azúcar enel régimen de libre comercio del Mercosur, que se suponía regiría para eseproducto desde el 2001, pero que el gobierno de Fernando de la Rúa decidióaplazar hasta el 2005 a través de la resolución.

Por su parte, en las provincias del noroeste argentino la resolución firmadafue bien acogida, a pesar de que existía preferencia por la ley sancionada enla Cámara de Senadores de la Nación y que fue finalmente vetada por De laRúa. Esta ley contemplaba las mismas protecciones que la nueva resolución,pero mantenía la protección lejos de decisiones unilaterales del PoderEjecutivo, proporcionando mayor seguridad para los productores azucareros.

Por su parte, el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, demostró su totalaceptación a la decisión presidencial y expresó que la resolución firmada«llevará cierta tranquilidad al sector azucarero y a toda la regiónnoroeste», pero en referencia al veto presidencial a la ley, dijo que lamentaba«el alto costo político que sus asesores le hicieron pagar al presidente De laRúa» y recordó que «los tres gobernadores del NOA; los legisladoresnacionales, tanto del PJ como de la Alianza; los cañeros, y los industrialesdel azúcar le hemos solicitado al gobierno nacional la prórroga de estedecreto».

Por último, en lo que respecta a la posibilidad de nuevas protestas -como lamultitudinaria marcha al Congreso Nacional realizada hace dos semanas-, laMultisectorial de Azúcar tucumana ya dio buenas señales para el gobiernonacional al decidir, luego de la firma de la resolución, suspender todas lasmedidas de fuerza que se habían programado para esta semana.

Temas en esta nota

    Cargando...