El dólar no para y complica al país

Por
07deSeptiembrede2000a las08:04

La moneda norteamericana eclipsa al euro, que tocó ayer su nuevo mínimohistórico

La depreciación de la moneda común agrega un problema a las exportacionesargentinas a esa región

Pero beneficia a los turistas

Nerviosismo en Europa

Los europeos asistieron ayer, atónitos, a un nuevo derrumbe de su monedaúnica, el euro, que volvió a perder presencia frente a un dólar másarrollador que nunca. Indiferente a la inquietud de los gobiernos y haciendocaso omiso a los esfuerzos del Banco Central Europeo por sostener sucotización, el euro siguió hundiéndose y terminó por debajo de la barrerapsicológica de 0,88 dólar, precisamente a poco más de 87 centavos.

La persistente baja de la moneda europea complica la producción argentinaque busca ese mercado, ya que, por el régimen de convertibilidad que ata lacotización del peso al dólar, se encarece cada vez más frente a los productosque ofrecen otros países. Actualmente, alrededor del 25% de las ventas que laArgentina realiza al exterior tiene por destino el Viejo Continente. Sinembargo, sólo la mitad de ese volumen se ve afectada por esta situación, yaque el resto se maneja con precios regulados.

Por el contrario, la situación beneficia a los argentinos que estánplaneando viajes por el continente europeo, ya que ganan poder de compra frentea la depreciación del euro.

El dólar no sólo está ganando posiciones frente al euro, sino tambiénfrente a otras monedas europeas tradicionalmente más fuertes, como la libraesterlina o el franco suizo, que están en su nivel más bajo frente al dólarde los últimos siete y once años, respectivamente.

La nueva fuerte suba de la moneda norteamericana se debe, sobre todo, a laconfirmación del excelente momento en el que se encuentra Estados Unidos.

Datos del segundo trimestre del año demostraron que la productividad de laformidable locomotora norteamericana creció el 5,7%, lo que certifica que laeconomía de Estados Unidos está viajando a un ritmo muy superior al de Europa.

Frente a esta situación, los analistas destacan que la fuerza del dólar noencierra ningún misterio, ya que es precisamente el reflejo fiel del poderíode la economía norteamericana. "Esto hace que atraigan como un imán a lasinversiones y los capitales, desplazando así al euro y a las otrasdivisas", admitían ayer en una reunión informal preparatoria para elencuentro del Ecofin, un foro de análisis de temas económicos previsto paraeste fin de semana.

En la reunión entre representantes de los once países del euro (másGrecia) se evaluarán los riesgos que encierra para la economía europea laencrucijada monetaria.

Sin embargo, algunos líderes políticos, como el jefe del gobierno alemán,Gerhard Schroeder, destacan por otra parte que, en cierta medida, la debilidaddel euro está favoreciendo -vía las exportaciones- la economía europea.

El derrumbe del euro no inmutó a la Comisión Ejecutiva de la UE, que ayerno hizo otra cosa que confirmar su ya habitual línea oficial respecto del tema.El jefe de la Comisión para los Asuntos Monetarios, Pedro Solbes, dijo que"el nivel actual del euro no refleja la fortaleza de los fundamentos quesostiene el despegue de la economía en el área de la moneda única".

El euro resignó un 25,5% de su cotización frente al dólar desde sucreación, en enero de 1999. Pero no es lo único: también perdió un 30 porciento frente al yen japonés, que en los últimos meses exhibe una marcadarecuperación.

Temas en esta nota

    Cargando...