Suspenden suba de combustibles porque bajó el petróleo casi 2%

14deSeptiembrede2000a las09:01

Ayer bajó el precio del petróleo en el mundo y trajo alivio,particularmente a la Argentina, donde las petroleras suspendieron el aumentoprevisto en naftas y gasoil.

El anuncio calmó a los camioneros, que tienen anunciado un paro por tiempoindeterminado, y a los empresarios del transporte, que reclaman 20% de aumentodel boleto nínimo.

Ayer el barril de petróleo WTI en Nueva York bajó 1,02%, a 33,90 dólares,contra 34,25 del día anterior. El Brent en Londres cerró a 31,39 dólares porbarril (-3%), mientras el día anterior lo hizo a 32,48.

Si bien en la Argentina la situación se alivió, en Europa se mantiene latensión por los altos precios del combustible.

El Reino Unido padece la situación más crítica. Los camioneros llevaron suprotesta a la puerta de la residencia del primer ministro, Tony Blair, con loque paralizaron el centro de Londres. Blair dijo que no cederá ante losmanifestantes. Los británicos pagan 77,5% del precio de las naftas comoimpuesto contra 77,3% de Alemania, 71,8% de España o 50% de Irlanda.

Blair, confrontado con su crisis más severa desde que juró el cargo, en1997, obtuvo la promesa de las firmas petroleras más importantes de que haránmayores esfuerzos por lograr la movilización de los suministros, mientras nohabía indicios de que las protestas estuvieran por terminar.

Los hospitales en las áreas más afectadas por la carestía de combustiblecancelaron sus operaciones.

Los bancos se quedaron sin efectivo y los cadáveres se apilaban en lasmorgues.

Acaparamiento

Como suele suceder en estos casos, la población ha comenzado a acapararalimentos, acelerando la crisis. Algunas cadenas de supermercados registraron enlos últimos días un aumento de hasta 300 por ciento en las ventas deproductos, especialmente pan, leche y comida enlatada.

Dos de cada tres de las 13.000 gasolineras de Gran Bretaña seguían sincombustible al amanecer y los minoristas dijeron que serán necesarias unas tressemanas para conseguir la normalización de los suministros.

En Alemania un «impuesto verde» creado por el gobierno de Gerhard Schrödersobre los carburantes, en compensación de rebajas fiscales, se convirtió ayeren motivo de polémica en torno del aumento de los precios del petróleo.

Centenares de agricultores y transportistas siguieron manifestando a travésdel país, mientras que la federación alemana de camioneros (18.000 empresas)pidió a todos sus afiliados que se unan a un gran movimiento de protesta contralos impuestos el 26 de setiembre.

Este impuesto ecológico -que vio la luz por primera vez en abril de 1999 yluego en enero de 2000- prevé un alza del precio del carburante de 6 pfennigs(centavos) por litro cada 1 de enero durante tres años más.

Ayer 220 camiones y 100 tractores bloquearon el centro de Schwerin (nordeste)y los camioneros entregaron una carta de protesta a Schröder, en visita a estaciudad.

En Munich (sur), centenares de manifestantes se reunieron obedeciendo alllamado de la federación alemana de agricultores.

Más de cien conductores de taxis y camioneros manifestaron en las calles deSarrebruck (oeste), mientras que en Baviera, una treintena de camiones se juntópara realizar una manifestación en una autorruta.

Además, los bloqueos que llevan a cabo los transportistas, tanto en Bruselascomo en otras ciudades belgas, se han endurecido en las últimas horas.

Plan belga

El gobierno belga ha pedido a los representantes de la patronal y de lossindicatos que levanten sus barricadas de camiones y ha ofrecido un plan contres medidas para paliar los efectos del aumento del precio de los combustiblessobre el transporte. También en Holanda continuaron ayer los transportistas susprotestas. Durante la mañana, los manifestantes bloquearon dos autopistas,aunque se asegura que se trata de «salvajes» acciones a título

Temas en esta nota

    Cargando...