Para Machinea, la situación fiscal sigue siendo delicada

Por
18deSeptiembrede2000a las08:41

Dijo que nunca se prometió que no se mantendría la rebaja de sueldos en elEstado

El titular de Hacienda defendió la reducción de los beneficios para elcombustible en la Patagonia

Dijo que a fines de año la inflación será del 0%

Reunión del FMI en Praga

José Luis Machinea está más tranquilo. En los últimos días, reafirmó suliderazgo dentro del equipo económico, presentó un presupuesto que mantiene lalínea de "austeridad", y no forma parte de los nombres que semencionan como posibles cambios en el gabinete.

En diálogo con La Nación, el ministro defendió la reducción de losbeneficios para el combustible en la Patagonia como la única vía para reducirotros impuestos, y aclaró que en el Gobierno nadie prometió que el recorte desalarios públicos no se repetiría el año próximo.

A pocos días de participar, en Praga, de la asamblea anual del FondoMonetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, el ministro defendió laposibilidad de que la Argentina acceda a la línea de crédito contingente delFondo que aún no se estrenó. Además, anticipó que la inflación terminaráeste año en cerca del 0 por ciento.

-¿Van a mantener el recorte a las exenciones en el combustible de laPatagonia, a pesar de las críticas que provocó?

-Es una propuesta del Ejecutivo que se tiene que discutir, desde ya. Perocuando uno elimina exenciones impositivas es probable que los legisladores deesa región se opongan. En este caso no las eliminamos, sino que las redujimos,utilizando los fondos que se ahorran para reducir otros impuestos, ya que no hayotra forma de hacerlo. Esta medida (la baja de 3 puntos en el impuesto alendeudamiento empresarial) reduce el costo del crédito para todo,s y enespecial para las Pyme, favoreciendo la inversión.

-¿Qué reacciones esperan por haber mantenido la baja de salarios en estenuevo presupuesto?

-Nadie en el Gobierno prometió que en el presupuesto de este año se fuera arevertir esta situación. La realidad fiscal sigue siendo delicada y por estarazón pedimos la ley de emergencia que aprobó el Senado y que volvió aDiputados. Es necesario mantener la austeridad y la disciplina del gasto.

-¿Se deberán negociar otra vez las metas con el FMI si se mantiene ladeflación y la recaudación no crece?

-No creo. Los indicadores de precios muestran que el proceso de deflaciónestá llegando a su fin: tocó su pico máximo entre septiembre y diciembre de1999, con una deflación del 1,8% anual, y luego se vino reduciendo. Creo quevamos a terminar el año con cero o algo positivo.

-¿Les conforma este presupuesto, que es el primero que elaboran en formaintegral?

-Sí, me conforma, teniendo en cuenta las restricciones. Desde ya que a unole gustaría hacer cosas en dos frentes, por el lado del gasto social y por elde la baja de impuestos. Pero creo que atendimos los frentes que eranprioritarios.

-El FMI advirtió que será difícil que la Argentina acceda a la nuevalínea contingente. ¿Esperan algún cambio en Praga?

-Es demasiado pronto; vamos a ver qué pasa en la asamblea, aunque cuando fuediscutida en su momento la Argentina podía tomarla, como otros países. Peroquiero esperar para ver cómo sale el nuevo marco de esta línea contingente.

Temas en esta nota