La economía crecerá menos del 2%, admitió Machinea

20deSeptiembrede2000a las08:47

En tanto, el economista jefe del FMI auguró un período "duro"para los próximos seis meses

Michael Mussa opinó en la asamblea anual del organismo que la Argentinacrecerá "un decepcionante 2%" este año

En Buenos Aires, el titular de Hacienda reconoció que ni siquiera sellegaría a esa cifra

La esperanza de ver una sostenida reactivación económica en el últimotrimestre, capaz de salvar la cifra de crecimiento proyectada por el Gobiernopara este año (2 por ciento), quedó ayer sepultada.
Por un lado, el ministro de Economía, José Luis Machinea, admitió enconferencia de prensa que "no creo que lleguemos al 2% decrecimiento", al tiempo que reconoció que "no estamos contentos conel comportamiento de la economía en el primer semestre del año".

Por el otro, el economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI),Michael Mussa, consideró ayer en Praga, donde se realiza la asamblea anual deesa entidad y del Banco Mundial, que "todavía habrá un período duro enlos próximos seis meses o un año" para la economía argentina. Y agregóque habrá que tener paciencia hasta el año próximo para disfrutar de un mejorpanorama, aunque aclaró que "no hay motivos para pensar en una crisisimportante".

En una conferencia de prensa que marcó el inicio de las actividades de laasamblea, Mussa consideró que las medidas que tomó el Gobierno para corregirel déficit fiscal frenaron la economía a corto plazo y, además, no lograronlimitar el rojo.

Cuando la conferencia -dominada por las preguntas referidas al amenazanteprecio del petróleo- estaba a punto de terminar, el economista jefe dedicóunos minutos a describir un difícil panorama para la Argentina. Una clave parasuperar los problemas, según el Fondo, será mantener el rumbo de las reformasfiscales, en particular en el campo de las finanzas provinciales y de laseguridad social.

Mussa confesó que el FMI -al igual que el equipo de Machinea- esperaba enprincipio para este año un crecimiento de entre 4% y 5% en la economíaargentina. Pero la semana última ese pronóstico fue recortado a la mitadcuando se replantearon las cifras del acuerdo de tres años firmado entre elpaís y el FMI. "Será un decepcionante 2%, o algo así", sentenció.

El economista de los EE.UU. explicó que esta desaceleración generó unacaída de los ingresos fiscales, que, junto a "algunos aumentos en variasáreas del gasto", llevó a un incremento en la brecha fiscal, por lo queésta "seguramente se ensanchará en la segunda mitad del año". Luegoadmitió que este alza del desequilibrio en las cuentas públicas "ocurrióa pesar de que se tomó una serie de medidas para limitarlo". Más aún,subrayó el efecto a corto plazo de éstas: "Usualmente no estimulan elcrecimiento; al contrario, en general operan en sentido inverso".

Desde Buenos Aires, Machinea intentó relativizar las críticas del hombredel FMI: "Los comentarios de Mussa no significan que sea la opinión delFondo", dijo. Y agregó que la opinión oficial de la entidad es lo quetoma en cuenta el directorio del FMI a la hora de aprobar los créditos a laArgentina. Claro que los dichos de Mussa quedaron relativizados por elreconocimiento del ministro de Economía de que el país crecerá menos de loprevisto. Además, Machinea adelantó que no espera una baja en el índice dedesempleo.

Pero Mussa no sólo disparó dardos, ya que aclaró que el gobierno argentinoestá "comprometido" con el cambio fijo entre el dólar y el peso. Contodo, el economista dejó entrever que esta singularidad y el bajo crecimientohicieron perder la tranquilidad a los prestamistas externos, porque si bien eldéficit de cuenta corriente "no es demasiado amenazante, es, sin embargo,significativo" y por lo tanto pueden existir interrogantes e

Temas en esta nota