El petróleo sigue su carrera alcista y cerró a US$ 37,20

21deSeptiembrede2000a las08:39

Funcionarios norteamericanos hicieron advertencias acerca de que se llegó aniveles peligrosos

En la Argentina, Shell dice que los precios están atrasados

Pese a que la OPEP señala que está lista para aumentar la producción en500.000 barriles, los operadores no creen en una baja inmediata

El precio del crudo está batiendo más récords que los nadadores de Sydney2000. El barril de petróleo cerró ayer en su mayor nivel en los últimos diezaños en el mercado de Nueva York, mientras nada hace pensar que pueda haber unabaja inmediata. En la Argentina aún no hubo otro aumento de los combustibles,pero un vicepresidente de Shell, Juan Aranguren, advirtió que los precioslocales están retrasados.

Los contratos para el mes próximo del Petróleo Intermedio de Texas (WTI,según sus siglas en inglés), el de referencia en EE. UU., llegó ayer a tocarUS$ 37,80 y terminó cotizando a 37,20, con una suba de 69 centavos con respectoal día anterior. Los valores del barril se ubicaron así en su mayor niveldesde la crisis que desató la Guerra del Golfo en 1990, tras la invasión deKuwait por Irak. La diferencia radica en que ahora el incremento del precio seprodujo por un recorte de la producción decidido el año último por laOrganización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ante la caída de lacotización a 10 dólares.

Bill Richardson, secretario de Energía de EE. UU. -principal consumidor decrudo-, alertó que los precios cercanos a los 38 dólares eran "altamentepeligrosos" y que la Casa Blanca no dudará en usar todas las opciones paracombatir esta alza. Ayer, el Instituto Estadounidense de Petróleo (API, segúnsus siglas en inglés) anunció que las reservas de su país están en baja,justo cuando el hemisferio boreal está entrando en el otoño. Este datodisparó el incremento de los valores en los mercados.

Los operadores, en cambio, ignoraron las declaraciones del secretario generalde la OPEP, Rilwanu Lukman, de que ese cartel -integrado principalmente porpaíses de Medio Oriente y también por Venezuela- está listo para producir500.000 barriles adicionales por día a partir del mes próximo si eranecesario, a fin de bajar los precios. La semana última, la OPEP decidió unincremento de 800.000 barriles, pero los mercados lo juzgaron insuficiente y lascotizaciones subieron.

Las últimas alzas se produjeron al ritmo de la creciente tensión entre Iraky Kuwait. Por eso, los Estados Unidos advirtieron ayer al régimen de SaddamHussein contra la utilización política de la preocupación sobre las elevadascotizaciones del petróleo. "Nuestros límites son claros", advirtióel vocero del Departamento de Estado, Richard Boucher, que minimizó los riesgosde un ajuste de la producción iraquí.

Tema electoral

La cuestión ya comenzó a debatirse en la campaña de las eleccionespresidenciales de los Estados Unidos, que se celebrarán en noviembre próximo.El vicepresidente y candidato demócrata a la jefatura de Estado, Al Gore,afirmó ayer que revelará hoy medidas que permitirán reducir el costoexagerado del petróleo y llamó a la OPEP a aumentar significativamente suproducción para bajar los valores. Un triunfo de Gore depende, en parte, de quela crisis petrolera no afecte demasiado a la economía norteamericana. Elpresidente del Banco de Dallas de la Reserva Federal (banco central), Robert McTeer, dijo que no espera que los altos precios del crudo conduzcan a su nacióna una recesión o que generen presiones inflacionarias en los próximos meses.

El director ejecutivo de la Agencia Internacional para la Energía (AIE),Robert Priddle, estimó que los precios del crudo permanecerán "a un nivelelevado durante más de seis meses", al tiempo que rechazó que esto desateuna crisis mundial, tal como advirtió días atrás el titular de la OPEP, elvenezolano Alí Rodríguez. La AIE calcula

Temas en esta nota