La Argentina ya tiene disponible un préstamo antidevaluación

25deSeptiembrede2000a las08:49

Praga (enviado especial) - El Fondo Monetario ya anunció la flexibilizaciónde las condiciones para que los países accedan a la línea de créditocontingente (CCL) bajando la sobretasa que el organismo cobra para este tipo depréstamos y modificando el mecanismo de desembolsos que pasa a ser automático.Esta línea de préstamos se utiliza como reserva ante la eventualidad de unacrisis financiera por lo que en la Argentina se la pasó a conocer como «elcrédito antidevaluación». Anoche, el FMI discutía también una declaraciónsobre la situación del precio del petróleo donde con seguridad se adherirá ala idea de que los EE.UU. utilicen sus reservas para equilibrar la suba deprecios. Además se busca un compromiso para que los países exportadoresincrementen su oferta cuando el precio supere los u$s 28 el barril.

De todas formas ayer José Luis Machinea relativizó el impacto que laflexibilización de las condiciones de la línea de crédito contingente puedetener en el país: «La Argentina no lo pide y no lo necesita. Pero tenemos quever bien las condiciones de acceso y pensarlo», dijo. Un día antes Teresa TerMinassian, auditora de las cuentas argentinas para el FMI, había reconocido queel país tendrá que hacer esfuerzos para calificar un crédito de este tipo:«Puede ser para Chile o México», dijo. En realidad, los requisitos paraacceder a la línea de préstamo contingente serán los mismos, pero resultaránmás baratos para los países que los soliciten.

El cambio más importante que estableció el FMI es la baja en las tasas. Enla actualidad los estados pagan un recargo de 300 puntos básicos sobre la tasapromedio que aplica el Fondo por montos que superen 100% de la cuota fija delorganismo internacional con cada país. Si el monto a solicitar supera 300% dela cuota, el recargo en la tasa es de 500 puntos básicos. Con la modificaciónlas sobretasas se reducirán en el primer caso a 25 puntos básicos y en elsegundo a 150.

El tema fue tratado ayer en la reunión y luego en el almuerzo del comitéinterino del FMI, donde participó Machinea: «Se puso énfasis en algunasreformas, sobre todo en líneas de liquidez precautoria. Van en el sentidocorrecto hacia un CCL más automático, baja la tasa de interés de acceso, bajalas comisiones de compromiso y hace que el control cuando existan desembolsossea cada seis meses y no un control como estaba previsto antes que fuera hastamensual. Esto ayuda a crear una red preventiva. Ahora hay que hacerlaoperativa», dijo. Después pasó a explicar el procedimiento: «Estamostrabajando ahora en ver cómo esto puede ser reforzado con el Banco Mundial y elBID. La idea es que el BM y el BID sean capaces de prestar fondos para garantíaen algún caso, o sino como característica de los prestamos «A-B», donde elacreedor es el BID o el BM, pero también hay préstamo del sector privado. Porejemplo, el BID presta $ 500 millones y los privados otros $ 1.500 millones y elacreedor tiene un status preferido respecto de otro tipo de préstamos de labanca comercial», dijo.

Tema central

Machinea, que en todo momento quiso aparecer hablando lejanamente de lalínea de crédito contingente, aunque fue el tema central de sus reuniones ayercon el resto de los gobernadores de FMI y Horst Köhler, director gerente delFondo, con quien cenó el sábado a la noche y discutió también sobre el CCL,siguió explicando: «Existirían estas líneas precautorias y se le agregaríanotras líneas adicionales. Se termina creando una red de seguridad para casos deshocks externos», dijo.

«El Fondo también prepara una declaración sobre el tema del petróleo»,dijo. «Es seguro que la declaración va a dar la bienvenida a la operación delos Estados Unidos para utilizar sus reservas para estabilizar el precio delpetróleo.

Hay una discusión sobre si los países productores deben hacer un esfuerzomayor. En principio h

Temas en esta nota