Renovado apoyo a la gestión de Machinea

26deSeptiembrede2000a las08:42

De empresarios y banqueros en el FMI

PRAGA.- El Gobierno volvió a recibir ayer una corriente de aire fresco en estacapital, de parte de importantes empresas argentinas que apostaron a una vueltadel crecimiento económico en el corto plazo.

En un panel que compartieron con el ministro José Luis Machinea, EduardoEscasany, presidente de la Asociación de Bancos Argentinos (ABA) y del BancoGalicia; Eduardo Elsztain, titular de IRSA, y Carlos Bulher, vicepresidenteejecutivo de Minetti, brindaron un diagnóstico destinado a alentar el"cambio de expectativas" que promueve el equipo económico.

En el Forum Hall del Prague Center, y en el marco de la asamblea anual delFMIy el Banco Mundial que se celebra aquí, los empresarios hablaron antefuncionarios, hombres de negocios y diputados. La mayoría del auditorio estabaintegrada por representantes de empresas establecidas en la Argentina, comoJosé Mc Laughlin, del J. P. Morgan; Patricio Kelly, del Deutsche Bank, y StevenDarch, de ING, junto a otros como Alberto Ades, analista del banco de inversiónGoldman Sachs, y Mario Blejer, funcionario del FMI.

El moderador de la reunión, que duró 90 minutos, fue el secretario deFinanzas, Daniel Marx, que comenzó su intervención con el pie izquierdo porquese le cayó de una tarima la computadora que contenía las presentaciones de lospanelistas.

Tras el leve incidente, Escasany comenzó a hablar y, al igual que Elsztain,elogió la continuidad en el rumbo económico entre el gobierno anterior y elactual. Según el banquero, a pesar del cuadro de pesimismo actual "lascondiciones de crecimiento se mantienen intactas". En particular, Escasanyseñaló que hay indicadores que reflejan un alza en las inversiones. En su rolde titular de ABA, Escasany enfatizó que el sector financiero no tenía dudasde las "inmejorables oportunidades" de inversión, a partir delcarácter "irreversible" de las reformas que llevó adelante el paísy del potencial de la economía.

En la sala también estaban Diego Yofre, presidente del Banco de Inversión yComercio Exterior (BICE); Adolfo Canitrot, vicepresidente del Banco Nación;Luis Secco, economista de la SIDE; Miguel Kiguel, presidente del BancoHipotecario; Roberto Frenkel y Alejandro Mayoral, directores del BancoProvincia, y la cúpula de ABA en pleno.

Todas las ponencias de los empresarios, que fueron prolijamente consensuadascon el Ministerio de Economía con anticipación, se basaron en ciertas cifrasque respaldarían ese diagnóstico del "leve despegue".

Elsztain aportó su cuota al respecto, cuando pronosticó un importanteincremento en los negocios de los sectores que maneja el grupo, viviendas ycentros comerciales.

Con una gran pantalla que mostraba la evolución futura de estas áreas, eltitular de IRSA -dueño del Banco Hipotecario y de los principales shoppings delpaís- dijo que "el mercado de viviendas viene creciendo al 7% anual, apesar del contexto recesivo".

Uno de los motivos que impulsarán un incremento del mercado hipotecario,afirmó, es la posibilidad de "acceder a préstamos con una tasa deinterés del 11 por ciento anual", como resultado de los beneficios de laactual estabilidad financiera.

Mientras Elsztain relataba los principales proyectos del grupo, Machineaobservaba con atención los gráficos en un pequeño monitor.

El joven empresario también auguró un futuro positivo para otros dosnegocios que maneja IRSA: los shopping centers ("hay 45 en la Argentinacontra 200 en Brasil", detalló) y el turismo, que ya le brinda al grupouna rentabilidad del 20 por ciento sobre el costo de inversión.

Elsztain explicó que en una reunión con gerentes de inversiones que mantuvohace un mes, llegó a la conclusión de que la Argentina había descendido hastael piso en la escala de interés regional. Sin embargo, consideró que"

Temas en esta nota

    Cargando...