Será difícil de cumplir la nueva meta

Por
03deOctubrede2000a las09:05

La recesión pondrá en aprietos al Gobierno para cumplir con la nueva metafiscal negociada con el FMI, según estimaron analistas del Dresdner Bank y delING Barings en sendos informes difundidos ayer. El Dresdner Bank redujo suproyección del crecimiento económico de la Argentina del 2,2% al 1,5%, lo que,a juicio de Gunter Kohne, experto en asuntos latinoamericanos de la entidad,haría difícil cumplir las metas fiscales renegociadas con el FMI. "Esatasa de crecimiento puede no ser suficiente como para producir los ingresosnecesarios para alcanzar las nuevas metas del déficit acordadas con elFondo", señaló Kohne.

Freddy Thomsen, analista de ING Barings, expresó en su último informe queun aspecto de las metas de déficit fiscal renegociadas que se ha analizadomenos es que, "si bien no se ha modificado la meta de un presupuestoequilibrado para 2003, se ha modificado las metas para los años 2001 y 2002, detal modo que se hace menos creíble la posibilidad de alcanzar la metafinal".

El analista precisa que "recaudar los impuestos y las contribuciones deseguridad social esperados requeriría que crecieran un 9%con respecto al añopasado". Para tal crecimiento, el Gobierno podría recurrir a algunasmedidas extraordinarias, como descontar los ingresos de una reciente moratoriaimpositiva con algunos bancos, y un nuevo canje de deuda para liberar fondos.También podría posponer algunos pagos hasta enero de 2001, lo que ayudaría areducir los gastos registrados.

Thomsen señala que luego de los recortes anunciados en mayo, los gastosserán un poco más bajos que lo previsto. Pero los pagos de interesesaumentarán, lo que significa que el gasto total estará en unos 160 millones dedólares por encima de lo acordado en enero con el Fondo. "Incluso estameta renegociada se alcanzará sólo con una dosis de creatividad",apuntó.

Temas en esta nota

    Cargando...